Sergio Jadue: el negocio redondo de los sinverguenzas de siempre

Su llegada al sillón de Quilín fue tras uno de los mayores conflictos que ha tenido el fútbol nacional. Sergio Jadue Jadue asumió la presidencia casi por descarte, luego de una trama que enfrentó a Marcelo Bielsa y Harold Mayne-Nicholls con Jorge Segovia y que incluyó acusaciones de intervencionismo del entonces Presidente, Sebastián Piñera, y su director de Chiledeportes, Gabriel Ruiz-Tagle. Después de cinco años al timón, Jadue viajó este martes a EE.UU. para colaborar con la investigación del FBI por corrupción en la FIFA y en la que está acusado de haber sido sobornado con 1,5 millones de dólares. Su mandato termina peor de como empezó, aunque ahora hay una Copa América en la estantería de trofeos de la selección.

 

“Sergio Jadue actuó para que yo entendiera que no debía confiar en él”. La frase es solo una de las que Marcelo Bielsa le dedicó al ex presidente de la ANFP durante su mítica conferencia de prensa que se extendió por dos horas y en la que informó que dejaba la selección.

Aquella noche de verano el rosarino acusó de todo a Jadue: de difundir información tergiversada a los medios, de tratar mal a sus subalternos, de no generar confianza, pero principalmente de no tener poder y de ser solo una pieza en un escenario creado al antojo de los clubes grandes. “Los ideólogos de este proyecto son los concesionarios de Colo-Colo, Universidad Católica y Universidad de Chile, y lo que empeora desde mi óptica lo que han montado es para qué lo han montado, qué objetivos persiguen, cuáles son los motivos, las razones del por qué lo hicieron”, expresó, tras comunicar su renuncia a la selección el 10 de febrero de 2011. El tiempo le dio la razón.

Este martes, mientras Chile se comía el orgullo en el partido contra Uruguay (3-0), Sergio Jadue llegó hasta el aeropuerto en Santiago escoltado por media docena de Carabineros. “Me voy de vacaciones con mi familia”, fue su poco convincente frase para explicar por qué dejaba el país por seis meses. Una semana antes habían comenzado los rumores que lo situaban prestando declaración en Sao Paulo ante el FBI. Esto fue desmentido por la ANFP, pero el jueves 12 de noviembre, después del empate de la selección contra Colombia (1-1), se informó que Jadue había presentado una licencia por estrés.

Ya se sabe que el motivo de su viaje está vinculado a la investigación que realiza el FBI sobre la corrupción en la FIFA y donde Jadue es acusado de haber sido sobornado por 1,5 millones de dólares. Ayer se supo de una sociedad offshore en Islas Vírgenes –paraíso fiscal–, a su nombre y gestionada por la empresa de asesorías de inversión Amicorp, que ya están en manos de la justicia norteamericana, según informó revista Qué Pasa.

Ante este escenario las posibilidades de Jadue son tres: ir a juicio, declararse culpable o cooperar. Esta última parece ser su apuesta y en la práctica le permite llegar a un acuerdo y reducir la condena. Es decir, quedar sancionado a entre tres y cinco años de libertad vigilada.

La Calera y sus primeras polémicas

Sus comienzos en el fútbol fueron como ayudante en Unión La Calera. “Él era uno más, participaba en labores menores y con su modo arrollador llegó a donde llegó”, contó Arturo Chahuán, histórico del club e hijo de unos de sus fundadores, a este medio el 2011 –en un reportaje sobre los nexos de Jadue con Tomás Serrano, autor de uno de los mayores fraudes tributarios de los últimos tiempos–. Chahuán junto a José García, otro histórico, llevaron a un grupo de jóvenes para que ayudaran antes de que el club se transformara en sociedad anónima, cosa que ocurrió en septiembre de 2006.

Para algunos, en la historia personal de Jadue podría radicar el afán de ascender del ex presidente de la ANFP. Sin trabajo conocido, con estudios inconclusos de derecho en Viña, cumplir labores en el club debe haber sido una oportunidad. En La Calera todos conocen su compleja historia familiar: el padre de Jadue se casó y tuvo dos hijos, pero los abandonó tempranamente para trasladarse al extranjero en busca de mejores horizontes. En vista de la larga ausencia, Jadue decidió cerrar ese capítulo cambiándose el apellido de su padre, Sergio Cortés, por el de su madre. Su hermana lo conservó.

Compartir:

*

*

Arriba