ANFP, Sampaoli y paraíso fiscal

El contrato por US$ 6 millones en premios para el cuerpo técnico de la Roja por su desempeño en la Copa América sigue generando controversia. El pago se hizo a tres sociedades que fueron constituidas por Jorge Sampaoli, Sebastián Beccacece y Jorge Desio, en un paraíso fiscal. La ANFP canceló más de $350 millones al SII porque el contrato se hizo por “derechos de imagen” y no por los premios. Para sanear la irregularidad, se recurrió al beneficio de repatriación de capitales, creado por la reforma tributaria, y se pagó una tasa de 8%.

Medio millón de dólares (alrededor de $350 millones) desembolsó la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) para regularizar el contrato por los premios de la Copa América que había suscrito el defenestrado presidente de esa organización, Sergio Jadue, y el equipo técnico de la selección nacional, que encabeza el entrenador Jorge Sampaoli. De esta forma, a los US$6 millones en premios para Sampaoli y sus colaboradores, se deben sumar ahora otros US$500 mil.

El problema se originó porque el contrato para pagar los premios del cuerpo técnico de la Roja se efectuó directamente entre la ANFP y tres sociedades off shore constituidas en un paraíso fiscal, en las cuales se debía depositar el dinero destinado a Sampaoli y sus colaboradores: el ayudante técnico Sebastián Beccacece y el preparador físico, Jorge Desio. Dos personas que conocieron estos pagos señalaron a CIPER que las tres sociedades fueron constituidas en las Islas Vírgenes. Las mismas fuentes indicaron que el contrato presentaba una grave anomalía, pues estipulaba que los pagos eran por los “derechos de imagen” del cuerpo técnico y no por los premios que acumularon gracias a la histórica actuación de la Roja que obtuvo su primer título en el certamen continental. Esta anomalía provocó que se pagaran menos impuestos que si se hubiese declarado el objeto real del contrato. Luego, el dinero se envió a las cuentas de las sociedades domiciliadas en el paraíso fiscal.

Sebastián Beccacece, Jorge Desio y Jorge Sampaoli

Sebastián Beccacece, Jorge Desio y Jorge Sampaoli

Pocos días antes de dejar abruptamente el país el 17 de noviembre pasado, Sergio Jadue intentó arreglar el entuerto. Para ello, el contrato con Sampaoli fue revisado minuciosamente por profesionales especializados en derecho tributario. “Si bien todo el proceso de pago pasó por el Banco Central y no hay irregularidad en el hecho de que se esté pagando a una sociedad en el extranjero, el problema es que se modificó el verdadero objeto del pago”, señaló a CIPER un especialista que conoció los antecedentes.

Se inició entonces una negociación con Sampaoli respecto a quién debía cancelar los impuestos adeudados. El entrenador se negaba a hacerse cargo del gasto, cuenta un dirigente que presenció las tratativas, porque la fórmula había sido ideada por la ANFP. La tensión llegó a tal punto que, según informó la misma fuente, Sampaoli habría amenazado con no viajar a Uruguay, donde Chile jugaría el último partido de este año en el proceso de clasificación para el Mundial de Rusia 2018. Ante la presión, la ANFP accedió a pagar los tributos, Sampaoli viajó con la Roja a Montevideo y ese 17 de noviembre marcó dos hitos: Chile perdió categóricamente  ante Uruguay y Jadue sorpresivamente partió a entregarse a la justicia estadounidenses por haber recibido sobornos en la Confederación Sudamericana (Conmebol).

BENEFICIO TRIBUTARIO

Para sanear tributariamente el contrato de Sampaoli, la ANFP aprovechó un artículo transitorio de la Reforma Tributaria sobre repatriación de capitales. Se trata de un “incentivo” que hasta el 31 de diciembre de este año permite declarar las rentas que se encuentran en el extranjero, pagando una tasa de sólo 8%, lo que regularizó los dineros que en su origen no habían tributado correctamente. La norma no exige que los fondos reingresen al país después de acogerse al beneficio.

CIPER tuvo a la vista la documentación donde quedó registrado el pago al SII por más de $350 millones, equivalentes a US$500 mil, que hizo la ANFP.

Sergio Jadue

Sergio Jadue

Una fuente que conoció el proceso explicó que las tres sociedades que recibieron los pagos de la ANFP fueron constituidas en un paraíso fiscal, que identificó como las Islas Vírgenes, por cada uno de los integrantes del cuerpo técnico de la selección. La de Sampaoli recibió el 50% del pago (es decir, unos US$3 millones), mientras que las de Beccacece y Desio cobraron el 25% cada una (alrededor de US$1,5 millón).

El sistema tributario chileno se rige por el principio de “renta mundial”, por lo que cualquier persona domiciliada en el país debe declarar todos sus ingresos, aunque el contribuyente sea extranjero o el dinero se encuentre en otra jurisdicción. Además, se considera renta de fuente chilena -que por lo tanto debe tributar en el país- aquella que provenga de cualquier actividad desarrollada en Chile. Es decir, sí o sí esta renta del cuerpo técnico, correspondiente a sus premios por la Copa América, debió declararse en el país.

De acuerdo a alguien que conoció la operación, que el dinero haya terminado en un paraíso fiscal, aunque provocó una baja en los impuestos, no tenía como fin principal pagar menos tributos. De hecho, asegura, el ahorro finalmente fue marginal, pues se pagó primero por los supuestos derechos de imagen y luego se agregó el 8%. El objetivo era cumplir una exigencia de Jorge Sampaoli, quien quería manejar su dinero en el exterior porque eso le daba mayor flexibilidad, dadas las restricciones cambiarias existentes en Argentina.

La salida ideada para arreglar la irregularidad podría acarrearle otros problemas a la ANFP. Según explicó un abogado tributarista, si el pago a Impuestos Internos fue realizado por la asociación, el SII puede aceptarlo, pero la ANFP no tendría justificación contable haber incurrido en el desembolso, pues el impuesto era en realidad adeudado por Sampaoli y su equipo.

Los premios de la Copa América para el equipo técnico de la Roja ya habían hecho noticia la semana pasada, cuando se supo que al acuerdo inicial que destinó US$800 mil para Sampaoli y sus colaboradores, se sumó otro contrato por US$6 millones que hasta ese momento se desconocía. Pero la principal sorpresa no fue el monto involucrado ni la reserva en que se realizó la operación, sino que este último documento fue firmado por Jadue dos meses después del término del torneo continental, en septiembre pasado.

Tanto el Ministerio de Justicia, que está revisando todos los contratos y documentos contables de la ANFP para resolver si pide la cancelación de su personalidad jurídica (ver reportaje de CIPER “La ANFP arrinconada por el SII, la Fiscalía, el Ministerio de Justicia, la SVS y la amenaza de clausura), como la comisión que encabezó el ex contralor Ramiro Mendoza, ya habían puesto bajo la lupa los contratos entre Jadue y Sampaoli.

INVASIÓN A LA PRIVACIDAD

El entrenador de la selección nacional ha dado dos entrevistas -una a Canal 13 y otra a TVN- en las que se ha quejado de que la prensa ha invadido su privacidad al informar sobre el contenido de los contratos que firmó con la ANFP.

“Se habla más de contratos que de otra cosa. Hay una norma que se ha quebrantado, que es la confidencialidad de los contratos. Se están invadiendo temas privados que yo no puedo salir a aclarar a cada rato”, dijo el director técnico a Canal 13.

Los alcances de los contratos suscritos por el cuerpo técnico de la Roja también han sido noticia por la renuncia del ayudante de Sampaoli, Sebastián Beccacece, quien dejó el banco de la selección adulta para migrar al de la Universidad de Chile. Para materializar su renuncia, su contrato con la ANFP estableció una clausula de salida, que le impone a Beccacece pagar US$2,3 millones a la asociación para poder finiquitar la relación antes del término de contrato. Sampaoli y su ayudante han argumentado que este pago no debe hacerse, porque existiría un acuerdo de palabra entre Jadue -cuando era presidente de la ANFP- y Beccacece para eximir al ayudante técnico de esa clausula de salida. El Consejo de Presidentes de la ANFP no avaló esa versión y exigió, en su sesión del jueves 17 de diciembre pasado, que Beccacece pague la suma acordada.

anfp-sede-quilin-2La tensión entre el cuerpo técnico y la ANFP por estos desencuentros ha ido en aumento. La prensa deportiva especula que Sampaoli -nominado en la terna para definir al mejor entrenador de 2015 a nivel mundial- podría terminar renunciando a la Roja para emplearse en un club europeo. De hacerlo, y con el precedente de lo decidido por el Consejo de Presidentes en el caso de Beccacece, lo más probable es que la ANFP le exija a Sampaoli que pague su propia cláusula de salida, que se eleva a unos US$6 millones, según cifras citadas por La Tercera. Y si se produce esa controversia, posiblemente la hasta ahora exitosa relación de Sampaoli con el fútbol chileno terminará en el Tribunal de Arbitraje Deportivo de la FIFA (TAS).

CIPER intentó obtener una versión oficial de la ANFP, donde el gerente de comunicaciones, Héctor Olave, argumentó que la entidad no se puede a referir al tema, ya que se trata de un contrato entre privados sujeto a cláusulas de confidencialidad. Para conocer la versión de Sampaoli se tomó contacto con la jefa de prensa de la selección nacional, María José Vasconcelos, quien informó que el entrenador se encuentra de vacaciones y no es posible contactarlo.

 

Fuente:  /Ciper Chile

Compartir:

*

*

Arriba