La venganza del senador Fulvio Rossi: la operación “castigo”  

Luis López fue sindicado como el funcionario que habría filtrado los polémicos WhatsApp que compartía el senador junto a un grupo de correligionarios, en los que cuestionaban a funcionarios de Gobierno.

En abril de 2015, el tranquilo ambiente de Iquique se convulsionó, generando una ola de críticas que llegaron a los medios no sólo de la primera región, sino también de Santiago, a raíz de la filtración del contenido de los WhatsApp del grupo “PS Recargado”, creado por el senador, Fulvio Rossi y que compartía con autoridades de la zona, conversaciones en las que cuestionaban el desempeño de varios altos funcionarios de Gobierno de la Región de Tarapacá.

Sólo para recordar dos ejemplos de muestra: Rossi cuenta a sus amigos de este grupo de  WhatsApp, que llamó al Subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy para pedir la salida de Claudio Vila, agregando que “hace rato nos pasan por hueones. Este tipo (el Gobernador del Tamarugal) se las ha llevado peladas”. En otro de los mensajes, referido a la Marcha de los Indignados que se realizó en Iquique este año, el actual director regional de Corfo, Luis Guzmán, dijo: “esos no son indignados, son aweonaos”.

Este tema ha salido a relucir, por estos días, nuevamente en la primera Región, debido a las repercusiones que la divulgación del contenido de los mensajes habría tenido, con un afectado concreto: Luis López, quien era el Coordinador Regional del Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA) en Tarapacá y al que el grupo cercano de amigos del senador, Fulvio Rossi, responsabilizó de la filtración.

Cabe consignar que Luis López, es considerado una figura emblemática del Partido Socialista, cercano, incluso, al senador Fulvio Rossi y hasta asistió al matrimonio celebrado entre el parlamentario y Carolina Tohá, en diciembre de 2005.

Lo cierto es que, a pesar de no existir pruebas concretas que demuestren la eventual actuación de Luis López, el funcionario fue apartado de su cargo, de acuerdo a la solicitud de la Intendenta de la Región, Claudia Rojas –amiga del senador Fulvio Rossi- y, en su lugar, asumió otra cercana al llamado círculo de hierro del parlamentario: Pilar Zagal.

Así las cosas, en Tarapacá, hay una pregunta que está tomando fuerza y que se repite una y otra vez: ¿hay persecución laboral de los amigos del senador, Rossi contra este militante del Partido Socialista?, ¿por qué si el SENAMA inició un sumario administrativo en su contra por una carta denuncia presentada por un grupo de funcionarios de la institución y el Fiscal Instructor desestimó las imputaciones, a casi un mes de cerrada la investigación aún está suspendido de su cargo?

 

El Muro investigó el tema con fuentes cercanas al ex Coordinador Regional del SENAMA de Tarapacá, quienes insisten en que “aquí hay un montaje para tratar de enlodar la imagen política de Luis López. Se abrió un sumario en su contra dentro del SENAMA, justo después que se dijera que filtró los mensajes por WhatsApp y nadie ha sido capaz de reconocer que se le intentó perjudicar y nadie pide disculpas”.

La trama de los hechos

Este diario electrónico conversó con funcionarios que comparten la idea del montaje levantado para, presuntamente, perjudicar a Luis López y hacer que fuera despedido del sector público, lo que, en la práctica, no consiguió el grupo de amigos del senador con militancia, ahora, congelada en el PS, luego de que se revelaran sus vínculos con SQM para el financiamiento irregular de campañas políticas.

Cabe consignar que López, cuando era Coordinador del SENAMA de Tarapacá utilizaba un celular institucional y le llegaron también los polémicos mensajes del grupo “PS Recargados”, debido a lo cual, el propio Luis López le habría comunicado a Roberto Estay –jefe de gabinete del senador, Fulvio Rossi-, que no compartía lo que se estaba escribiendo y que no estaba acostumbrado a trabajar de esa forma, aludiendo al interés del grupo de wassaperos de intentar reemplazar de sus cargos a otras autoridades de la primera Región.

De acuerdo a las informaciones recabadas por EL MURO, López utilizó el WhatsApp del grupo, cuando uno de sus miembros comentó que una trabajadora social de la zona estaba buscando trabajo y, entonces, él solicitó sus datos para contactarla, ya que en el SENAMA requerían a una profesional, precisamente, de esa área.

Tras la divulgación de los polémicos mensajes del grupo “PS Recargado” se realizó en la zona un gabinete ampliado y el, entonces, Intendente Mitchel Cartes intervino señalando, según relatan las fuentes consultadas, que en el listado de miembros del WhatsApp había un funcionario desleal. “Nunca le dijeron a Luis López con nombre y apellido que creían que él era quien filtró las conversaciones, pero era evidente, porque en esa reunión, todos lo miraban como queriendo decir que era el responsable. Nadie se acercó derechamente y comenzaron a expandir el rumor de que el Coordinador del SENAMA era el supuesto desleal”, afirma una fuente del propio Servicio Nacional del Adulto Mayor de la Región de Tarapacá.

Otra fuente señala que el ahora ex Intendente, Mitchel Cartes, días después del gabinete ampliado, increpó en persona y, duramente, a Luis López, con insultos de por medio y el funcionario afectado le habría manifestado que no era responsable de la acusación que le imputaba. Lo extraño es que, pasado un tiempo, se registró un robo en la oficina de López en el SENAMA y los autores del hecho se apropiaron de grabadoras, agendas telefónicas y varios pendrives, situación que comenzó a levantar sospechas en el grupo de conocidos de Luis López, en el sentido de que no habría sido un robo al azar, sino planificado y con la intención de despojarlo de cualquier información relacionada con el círculo de hierro del senador, Fulvio Rossi.

Otra fuente del SENAMA señala que “López estaba en la mira del grupo de cercanos al senador Rossi, porque no participaba de las conversaciones en el WhatsApp y, además, porque se manejaba con autonomía. No aceptaba las presiones del grupo ligado al parlamentario, quienes le exigían que suspendiera cualquier actividad programada con los adultos mayores, si es que no podía estar presente el senador. Eso, Luis López nunca lo aceptó y realizaba igual los encuentros con los ancianos, estando presente o ausente el senador Rossi, lo que causaba molestia”. Agrega la misma fuente que “el grupo selecto de autoridades vinculadas al senador Fulvio Rossi siempre opera en base a lo que el parlamentario dice, incluso, si hay que asesinar la imagen de una persona, lo hacen y no tienen escrúpulos”.

Contenido del sumario

EL MURO tuvo acceso al contenido de la carta de denuncia presentada a la Directora Nacional del Servicio del Adulto Mayor, Rayen Ingles, por seis funcionarios de la Coordinación Regional del SENAMA en Tarapacá.

En el documento, según los firmantes (Juan Sepúlveda, Felipe Moreira, Sonia Gómez, Steffani Jaramillo, Karen Terrazas y María Belén Espinoza), Luis López habría, supuestamente, incurrido en malas conductas y en un trato inadecuado en el desempeño de sus funciones. Por ejemplo, hablan de “desconocimiento del estado, cobertura y ejecución de los programas que se realizan en la Región, desconocimiento por parte del denunciado de la utilización del sistema de auto consulta del Intranet del SENAMA, no encargarse de leer sus correos electrónicos y solicitarle a diversos funcionarios que los lean y respondan”. Además, plantean entre las acusaciones, “la realización de actividades personales en horario de trabajo, exceso de salidas sin destino, solicitar dinero en efectivo al administrador regional (Juan Pablo Sepúlveda) con el fin de comprar combustible para su vehículo”.

Los mismos seis funcionarios, plantean que López “constantemente se refiere en malos términos al gobierno central, gobierno regional y otros servicios y al equipo de SENAMA Tarapacá en actividades públicas. Se ha apropiado de alimentos y bebestibles como jugos y galletas, que corresponden a diversos programas del adulto mayor”. Además, lo acusan “de malos tratos a los funcionarios del servicio, que se traducen en acoso de carácter psicológico y gritos en reuniones de equipo”.

Durante la realización del sumario administrativo –Resolución Exenta N° 2.269 del 7 de octubre de 2015-, Luis López fue suspendido de sus funciones, como medida para facilitar la investigación de las denuncias interpuestas en su contra, pero este diario electrónico tiene en su poder copia de las conclusiones a las que llegó el Fiscal Instructor, Andrés Quiroz y que echan por tierra las imputaciones que afectan al ahora ex Coordinador del SEMANA DE Tarapacá.

Sobre esta situación, Enzo Morales, abogado defensor de Luis López, en entrevista con El Muro asegura que “el fiscal a cargo del sumario administrativo desestima todas y cada una de las acusaciones y ratifica que la denuncia es falsa, es inventada por el jefe de gabinete del senador Rossi en Iquique (Roberto Estay), quien les asegura la continuidad laboral a los funcionarios a contrata y a honorarios del SENAMA, haciéndoles creer que Luis López los iba a despedir y, en ese contexto, ellos firman la carta de denuncia que contiene antecedentes que son falsos”.

Respecto de la afirmación del abogado Morales en el sentido de que la carta denuncia es falsa, cabe mencionar que en el documento conocido y revisado por EL MURO, las hojas no tienen ningún timbre de recepción, lo que, resulta curioso, que la documentación se incluyera en el sumario, sin que tuviera fecha de recepción ni quedara registrada en la nómina de cartas, debidamente, recepcionadas, como sucede cada vez que se entrega a una entidad, un documento, con la fecha y el timbre de respaldo que corresponde.

 

Las conclusiones que benefician a López

Cabe señalar que el cierre de la investigación se decretó el 5 de noviembre de 2015 –Resolución Interna N° 03-  y en ella, algunas de las conclusiones del Fiscal Instructor, Andrés Quiroz fueron: “Respecto de la imputación de realizar actividades particulares dentro de la jornada laboral, utilizando medios del servicio, ésta debe desecharse, ya que, de acuerdo con los antecedentes que obran en autos sumariales, todos los declarantes refieren que el imputado se reunía con una persona en su oficina, en la Coordinación Regional, la cual habría trabajado con él en un programa de radio, pero ninguno de ellos da cuenta de qué actividades realizaban dentro de dicha oficina, dado ello, no existen indicios que permitan formarse convicción respecto de la imputación”.

Con respecto a la supuesta imputación contra Luis López de apropiarse de especies sobrantes (alimentos) de actividades con adultos mayores, el Fiscal Instructor concluye: “ésta sólo se indica en la carta denuncia, pero no es confirmada por ninguno de los declarantes en autos… dado ello, este Fiscal Instructor sólo le cabe desestimar la referida imputación, ya que no existen antecedentes que le permitan formarse convicción respecto de la existencia de la conducta ya señalada”. Se agrega en esta conclusión que “el propio imputado señaló en su declaración a fojas 10 y 11 de autos que las especies sobrantes eran enviadas a diversas ELEAM –establecimientos de larga estadía para adultos mayores-, de preferencia al Hogar de Cristo”.

Asimismo, entre las conclusiones del sumario administrativo se establece que en lo que dice relación con el acoso laboral que los funcionarios del SENAMA señalan ser víctimas por parte del funcionario imputado, “se ha formado convicción de que no se presenta en la especie la figura del acaso laboral, dado que no se presentan los preceptos legales, previstos en el DFL N° 29 de 2005 del Ministerio de Hacienda”.

Otro de los puntos denunciados por seis funcionarios del SENAMA de Tarapacá y que también fueron desestimados en la investigación sumaria, fue que Luis López, presuntamente, delegara funciones. En este sentido, se advierte tras la investigación de los hechos que “en la especie no se presentan los presupuestos legales que permitan acreditar la delegación de funciones. No existe ningún acto administrativo en donde conste la delegación, por ende, no se puede llegar a saber con relativa certeza cuáles son las facultades delegadas, si éstas son parciales o totales”.

Hay que señalar que en las conclusiones de la investigación sumaria, sí se reconoce como falta administrativa de Luis López, la no asistencia a actividades, sin mediar causa justificada. Junto a esto, respecto de la imputación de requerir reembolso para gastos en asistencia a actividades institucionales, se precisa que “no existen reembolsos por concepto de combustible al funcionario”, agregándose que “se pudo constatar que el 20 de marzo, 4 de abril y 26 de agosto, figuran reembolsos por un total de $3.800 por concepto de pasajes de colectivos que incurrió en el desplazamiento a diversas actividades relativas al servicio. Esos días, él se encontraba haciendo uso de permiso con goce de remuneraciones, los dos primeros y el tercero con descanso complementario. En este caso, existe una percepción indebida de estos reembolsos, razón por la cual el funcionario debe restituir el señalado monto ($3.800), en conformidad a lo establecido por el Artículo N° 12 del DFL N° 262 de 1977 de Hacienda”.

 

Sobre este mismo punto, se agrega que “en cuanto al monto y al número de eventos (3 de un universo de 132 reembolsos), denota la ausencia de mala fe y la existencia de un error… Se ha podido formar convicción que esta situación es producto de un error compartido entre el funcionario (Luis López) y el DAF –División de Administración y Finanzas del SENAMA-“.

Enzo Morales, abogado defensor de Luis López explica que el único cargo que mantiene el ex Coordinador del SENAMA de la Región de Tarapacá es una auto-denuncia de su cliente en la que precisa que, en algunas ocasiones, porque no estaba presente en la oficina debido a que se encontraba en una actividad oficial, en un sector rural, le pidió a su secretaria que respondiera un correo electrónico y, otro caso, es que habiendo dos actividades paralelas del Servicio, eligió ir a una, ajustándose a los lineamientos del servicio a nivel nacional.

El representante de López afirma que su cliente “se encuentra suspendido, preventivamente, de sus funciones desde el 8 de octubre de 2015. Lo que pasa es que presentamos un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Iquique, porque si está suspendido por acusaciones falsas y si el propio Fiscal Instructor tiene la convicción que los hechos no se ajustan a la verdad, debiera volver a sus funciones, pero se mantiene suspendido y tanto la directora nacional del SENAMA y el Fiscal, Andrés Quiroz no han respondido por qué un funcionario público con una trayectoria de veinte años, se mantiene suspendido en sus funciones, en circunstancias que el propio Fiscal desestimó las acusaciones”.

De manera categórica el abogado Morales asegura que “Luis López sigue suspendido, debido a las presiones indebidas, al tráfico de influencia que ejerce el senador, Fulvio Rossi, su jefe de gabinete –Roberto Estay- en Iquique y la Intendenta, Claudia Rojas. Ellos quieren vengarse de Luis López, porque lo inculpan de haber difundido los WhatsApp de abril de este año y, eso, no es efectivo, ya que había 33 miembros de ese grupo y cualquiera de ellos pudo haber sido el responsable de la filtración”.

Agrega que, de acuerdo a las conclusiones del Fiscal Instructor, Andrés Quiroz, lo que corresponde es que López sea reintegrado al SENAMA y vuelva al cargo que desempeñaba de Coordinador Regional de la entidad en Tarapacá. “Hoy, mantienen ilegalmente la suspensión, porque saben que esta acusación era una venganza personal del senador, Fulvio Rossi. Es evidente que Rossi por un capricho, por un berrinche personal, le impide a la directora nacional del SENAMA que reintegre a su cargo a Luis López. Todo esto demuestra, al mismo tiempo, la dependencia jerárquica que tiene la Intendenta, Claudia Rojas, respecto de Rossi y de las presiones indebidas que recibe el gobierno, porque el Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza está presionado para no enojar a Fulvio Rossi, para no incomodar a Rossi, y se mantiene un acto ilegal, de separación de funciones respecto de un coordinador que está bien evaluado y no tiene sumarios anteriores”.

Morales señala que durante la pasada administración del ex Presidente, Sebastián Piñera, “siendo López militante del Partido Socialista fue bien evaluado por el anterior director de SENAMA que era de la UDI y, como segundo en el cargo, fue bien evaluado durante cuatro años, a pesar de no haber pertenecido a la alianza entre 2010 y 2014”.

 

 

Recurso de protección contra Quiroz

La defensa de Luis López presentó un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Iquique en contra del Fiscal Instructor, Andrés Quiroz “por la comisión del acto ilegal y arbitrario consistente en la aplicación de la medida preventiva de suspensión de funciones del recurrente para ejercer el cargo de coordinador regional de Tarapacá de SENAMA, comunicada al recurrente con fecha 08 de octubre de 2015, mediante la Resolución Interna N° 002/ que “Adopta medida preventiva que indica”, de la misma fecha, lo que constituye una vulneración de las garantías constitucionales de igualdad ante la ley, del derecho a no ser juzgado por comisiones especiales, y del derecho de propiedad, garantizados por la Carta Fundamental”.

En el escrito se plantea que “el Fiscal Instructor recurrido, me formuló (habla Luis López) un solo cargo por un hecho menor que consiste en “no desempeñar personalmente las funciones del cargo en forma regular y continua, sin perjuicio de las normas sobre delegación”. Lo que transforma una inicial facultad discrecional de la recurrida –la aplicación de la medida preventiva de suspensión de funciones- en “ilegal y arbitraria”, porque constituye una afectación a las garantías constitucionales de igualdad ante la ley; el derecho a no ser juzgado por comisiones especiales; y el derecho de propiedad sobre toda clase de bienes, corporales e incorporales del recurrente, en grado de privación, al separarme de mi cargo público, sin expresar fundamentos, ni razones, ni motivo alguno…”.

 

La operación “castigo” de Fulvio Rossi: Segunda Parte

Aumentan denuncias contra senador Fulvio Rossi por presiones para apartar de su cargo a funcionario público, al que acusa de haberlo delatado.

El 6 de diciembre de 2015, El Muro publicó un artículo de denuncia contra el senador, Fulvio Rossi y autoridades de la Región de Tarapacá que forman parte del grupo de WhatsApp “PS Recargado”, los que habrían inculpado como responsable de la filtración de los polémicos mensajes a Luis López, Coordinador del Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA) de la Región de Tarapacá.

Retrocedamos un poco en el tiempo para entender los hechos: el contenido de las conversaciones sostenidas por los 33 integrantes de dicho grupo de WhatsApp, según lo estableció la propia Contraloría Regional de Tarapacá, tras una investigación, resultaron atentatorios contra la dignidad de funcionarios de la zona, quienes claramente no son ni cercanos al parlamentario, ni tampoco le deben favores políticos.

Después que se divulgaron los mensajes que compartían los miembros del grupo “PS Recargado”, por causas administrativas se inició un sumario en contra de Luis López, medida que fue solicitada a través de una carta de denuncia firmada por seis funcionarios del SENAMA. Lo extraño y es aquí donde comienza a tejerse una trama confusa y que, a juicio del abogado defensor de López, Enzo Morales, daría cuenta que detrás de toda esta operación estaría el senador, Fulvio Rossi, como asimismo sus redes de influencia, al igual que las presiones que ejerce sobre las autoridades de la Región de Tarapacá, la mayoría hoy en sus cargos, gracias a la venia del legislador.

 

Como primer dato curioso, por llamarlo de alguna manera, para entender el puzzle en que se ha transformado esta historia de denuncias contra Fulvio Rossi y sus más cercanos colaboradores, es que la carta de denuncia contra Luis López fue firmada por seis funcionarios del SENAMA, identificados como Juan Sepúlveda, Felipe Moreira, Sonia Gómez, Steffani Jaramillo, Karen Terrazas y María Belén Espinoza.

El punto es que el documento –en poder de este diario electrónico- no tiene por ningún lado visible el correspondiente timbre de recepción por parte del Servicio Nacional del Adulto Mayor, entidad en la fue presentado y remitido a la Directora Nacional del SENAMA, Rayen Ingles. De inmediato, surge una pregunta: ¿quién hizo llegar este documento al SENAMA, si no tiene timbre, ni fecha y, por lo tanto, no fue recepcionado vía conductos regulares?

A pesar de no contar con el timbre de rigor, la carta fue incorporada como uno de los antecedentes en el sumario administrativo que encabezó el fiscal instructor, Andrés Quiroz. “Son las presiones indebidas, el tráfico de influencia que ejerce el senador, Fulvio Rossi y su jefe de gabinete, Roberto Estay en Iquique, junto a la Intendenta Claudia Rojas, las que mantienen suspendido de su cargo a Luis López, porque lo único que quieren es vengarse de él”, afirma Enzo Morales.

A juicio del jurista, el objetivo de las presiones sería impedir que Luis López sea reintegrado a su cargo y a las mismas funciones que desempeñaba y de las que fue suspendido, preventivamente, a contar del pasado 8 de octubre. “Está suspendido de sus funciones, de sus remuneraciones, de sus derechos funcionarios y le imputaron varias acusaciones que fueron desestimadas por el fiscal instructor y que fueron causadas por el senador, Fulvio Rossi, personalmente”. Agrega que “él (Rossi) ha llamado en reiteradas ocasiones a la Intendenta Regional, Claudia Rojas para que saque del cargo a Luis López y ella también ha presionado para que la Dirección Regional del SENAMA no lo reintegre y hasta se instaló a una nueva Coordinadora, Pilar Zagal”.

Los descargos contra el Fiscal Instructor

El Muro tuvo acceso a los descargos formulados por el abogado defensor de Luis López a las conclusiones del Fiscal Instructor del SENAMA, Andrés Quiroz, entre los que destacan los siguientes comentarios: “La carta denuncia que da inicio al presente sumario incoado en contra de mi representado, carece de estampado de recepción por la Oficina de Partes del SENAMA, ignorándose como llegó a manos de la Directora Nacional de la referida institución. Lo mismo podemos decir en relación a la denominada Carta N°02, fechada en Iquique, el 7 de octubre de 2015, emanada de un supuesto Consejo, suscrita por nueve personas, desconociéndose de que manera llegó al expediente”.

Según Enzo Morales, “esto no constituye un vicio menor, ya que atenta contra el principio de buena fe que deben observar los funcionarios de la administración del Estado y pone un manto de duda respecto de la verdadera finalidad del presente sumario, que podría constituir una clara desviación de poder”.

En otro de los descargos se plantea que “con fecha 7 de octubre de 2015, seis personas que se identifican como funcionarios del SENAMA, Región de Tarapacá, dirigen una carta a doña Rayen Ingles Hueche, Directora Nacional del Servicio Nacional Adulto Mayor (SENAMA), denunciando graves irregularidades en contra de mi mandante, solicitando medidas disciplinarias y la suspensión de sus funciones. Es decir, desde un principio, los denunciantes manifestaron tener un interés actual en la materia puesta en conocimiento del señor Fiscal”. Agrega que “al denunciar estas personas, a mi representado, viciaron de nulidad absoluta, sus posteriores declaraciones, en calidad de testigos”.

El abogado, Enzo Morales asegura que “los denunciantes imputaron graves faltas a mi representado, las que en su mayoría, resultaron ser inexistentes. Esto significa que siempre manifestaron un interés en el resultado de este sumario y evidenciaron su falta de imparcialidad, por lo que se encontraban inhabilitados para declarar, en calidad de testigos”.

La defensa de Luis López plantea, asimismo, en sus descargos al Fiscal Instructor, Andrés Quiroz que “la sola lectura de los cargos contenidos en resolución de fecha 4 de junio de 2010, permite concluir que éstos han sido formulados en forma genérica, ambigua, sin precisar la o las infracciones en que, supuestamente, mi representado ha incurrido, vulnerándose con ello el debido proceso. Al respecto, cabe señalar que la jurisprudencia administrativa, contenida especialmente en el dictamen Nº 8.857, emanado de la Contraloría General de la República, establece que los cargos deben ser formulados en forma concreta, en caso contrario se dejaría en la indefensión a los sumariados, afectándose el debido proceso.

El abogado Morales asegura, en los descargos, que “el Fiscal se ha remitido a señalar la supuesta norma vulnerada, sin especificar las circunstancias, y el modo en que se configuraría la supuesta conducta reprochable. Las referidas omisiones vulneran el debido proceso, al que tiene pleno derecho, mi defendido. En resumen, el Fiscal ha viciando de ilegalidad el presente sumario, al hacer caso omiso a lo advertido por el órgano de control de la legalidad”.

En definitiva y tras el contenido de los descargos presentados contra el Fiscal Instructor, Andrés Quiroz, lo que solicita el abogado defensor de Luis López es que de no acoger la nulidad impetrada, se inhiba de seguir conociendo el presente sumario, atendida su falta de imparcialidad.

Las acusaciones desestimadas

Los funcionarios del SENAMA que denunciaron a Luis López lo responsabilizan, según consta en la carta de denuncia, de “desconocimiento del estado, cobertura y ejecución de los programas que se realizan en la Región, desconocimiento por parte del denunciado de la utilización del sistema de auto consulta del Intranet del SENAMA, no encargarse de leer sus correos electrónicos y solicitarle a diversos funcionarios que los lean y respondan”. Además, plantean entre las acusaciones, “la realización de actividades personales en horario de trabajo, exceso de salidas sin destino, solicitar dinero en efectivo al administrador regional (Juan Pablo Sepúlveda) con el fin de comprar combustible para su vehículo”.

Además, indican que López “constantemente se refiere en malos términos al gobierno central, gobierno regional y otros servicios y al equipo de SENAMA Tarapacá en actividades públicas. Se ha apropiado de alimentos y bebestibles como jugos y galletas, que corresponden a diversos programas del adulto mayor”. Y, también lo acusan “de malos tratos a los funcionarios del servicio, que se traducen en acoso de carácter psicológico y gritos en reuniones de equipo”.

 

El abogado, Enzo Morales advierte que “si tuvo algún mérito la suspensión preventiva al inicio del sumario, por la carta enviada por los seis funcionarios, hoy no hay mérito ninguno, no se entiende cómo afecta el éxito de la investigación, ya que los hechos fueron desestimados por el propio Fiscal Instructor. La trampa que le hicieron a los seis funcionarios fue decirles que Luis López los despediría y firmaran la carta para conseguir que mi cliente fuera suspendido y así pasaban al 30 de noviembre en sus cargos y ya no los podría echar”.

Según Morales, “hoy, Luis López se mantiene fuera del SENAMA por un capricho del senador, Fulvio Rossi que se ha acostumbrado en quince años a hacer lo que quiere en la Región de Tarapacá, mover sus piezas, mover a sus mercenarios en los cargos que él quiere”. Agrega: “querían instalar en calidad de directora (s) a una funcionaria de la Intendencia que es del Partido Socialista –Ivonne Donoso-, porque ella es pre-candidata a concejal por Iquique y querían manipular a los adultos mayores para lograr un concejal en la comuna de Iquique y que le ha sido esquivo ese cargo al sector de Fulvio Rossi, desde 2012. Sin embargo, como se publicó en la prensa que iba a asumir Ivonne Donoso, no la pudieron designar y mandaron, entonces, a Pilar Zagal de Prodemu como Coordinadora del SENAMA de la Región de Tarapacá”.

Morales asegura que “el senador Fulvio Rossi en Iquique mantiene una agencia de empleo y quien demuestra lealtad ciega a todas sus actividades lícitas o ilícitas, los tiene en cargos públicos en la zona. No importa que sean incompetentes, lo que importa es la lealtad a él y hacer coincidir todas las actividades de la administración del Estado con la agenda del senador, los viernes, sábado y domingo”.

A la Corte Suprema

La defensa de Luis López presentó el 7 de noviembre un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Tarapacá en su favor y en contra del acto administrativo (ilegal y arbitrario) de suspensión del ejercicio del cargo público de Coordinador Regional de Tarapacá de SENAMA (rol 786-2015). El recurso de protección fue rechazado el 26 de noviembre y, ahora, se encuentra en trámite un recurso de apelación en la Corte Suprema, presentado el 2 de diciembre de 2015.

En el documento interpuesto en la Corte Suprema se señala: “el recurrente denuncia la vulneración de los principios procesales administrativos y de las garantías constitucionales de igualdad ante la ley, del debido proceso legal y del derecho de propiedad, cometidos en el sumario administrativo ordenado instruir en su contra, en virtud de la Resolución N° 2.269, de fecha 7 de octubre del presente año, en el que se le aplica, por el Fiscal señor Andrés Quiroz Santander, como medida preventiva, para el éxito de la investigación, atendida la gravedad de la denuncia, la suspensión de sus funciones”.

Fuentes de la Dirección Nacional del SENAMA, señalaron a El Muro que el Fiscal Instructor de dicha institución, Andrés Quiroz se habría inhabilitado después de los descargos presentados en su contra, el 13 de noviembre de 2015 por la defensa de Luis López, ex Coordinador del Servicio Nacional del Adulto Mayor de la Región de Tarapacá.

Por Daisy Castillo Triviños/El Muro

Compartir:

*

*

Arriba