ZOFRI y la necesidad de descentralizar: adáptate o muere

La necesidad de descentralización no es un tema novedoso, es una problemática que hace años convive de forma permanente en el escenario político.  Ha sido parte de las propuestas y programas de gobierno de los últimos años, aun así, falta mucho en la línea del desarrollo regional integral. La pregunta que surge es ¿por qué una necesidad no ha sido considerada como prioridad, conociendo sus beneficios tanto sociales como económicos?

La Zona Franca de Iquique es un importante centro de comercio de productos de todo tipo, que se transportan e intercambian con países vecinos (Argentina, Brasil, Paraguay, Bolivia y Perú). Desde su creación, ha crecido como un barrio industrial y comercial.

Se ha establecido como Política Nacional promover no solo la exportación de bienes, sino también la exportación de servicios, ofreciendo a Chile como plataforma de servicios para las exportaciones de los países vecinos a la cuenca del Pacifico. De esta forma, la zona franca de Iquique es altamente funcional, dado que posibilita que los países vecinos además de transitar sus mercancías, puedan realizar procesos de transformación industrial, comercializar y beneficiarse de tratados de libre comercio.

Zofri ha sido creada y crecido para jugar un rol relevante en la integración económica desde su posicionamiento, tanto a nivel económico como social. Esto a través de la dinamización de la económica en la zona, generando flujo económico tanto en el norte del país, como en los países vecinos que utilizan a este centro económico estratégico.

En los últimos años, se ha hecho evidente la necesidad de cambios en el posicionamiento, desarrollo y crecimiento de la zona franca. Esto por el escenario actual, en el que la zona franca depende en un alto porcentaje del flujo de comercio boliviano. En la actualidad Zofri se encuentra en crisis, y esta situación daña por extensión a la región.

Frente a ello, diferentes fuentes han surgido con soluciones que no solo remediarían la situación sino que  apuntarían a un desarrollo y crecimiento a largo plazo. Pero la única solución viable para que no sólo Zofri retome su rol, sino que las regiones lo hagan, es un proceso de descentralización. ¿Cómo la descentralización ayudaría a Zofri y a la región de Tarapacá?

La descentralización reforzaría la actuación de Zofri como empresa competitiva a nivel internacional y nacional. La regionalización de la empresa permitiría una focalización de su administración en pos de las necesidades de comprensión regional.

 

Administrativa y funcionalmente Zofri necesita adaptarse a las nuevas tecnologías, agilizar procesos de fiscalización, innovación e inversión. Junto con ello, evitar que mercados como el chino le quiten protagonismo en la zona del Pacífico. Debe utilizar nuevas forma para atraer la inversión y al mismo tiempo generar empleo, así generar un fortalecimiento de la especialización en comercio.

La descentralización proporcionaría recursos y autonomía que en situaciones como la que vive la zona franca, proporcionaría instancias de soluciones rápidas y no dependientes de la aprobación del gobierno central. Las regiones crecerían y se desarrollarían a su propio ritmo, y las empresas nacionales serían administradas de manera estratégica en función de las demandas de la ciudadanía de la región, en función de la territorialidad y la posición estratégica que pueda tener la territorialidad. En este caso se podría aprovechar la ventaja marítima y reactivar un puerto que conecte a los  mercados del Pacífico, y permita su tránsito por la zona franca, transformándola en un centro económico estratégico para la exportación y comercialización de bienes y servicios. La propuesta plantea la ampliación (longitud) y profundización (profundidad marítima) del puerto, de manera que se pueda contener a mayor cantidad  embarcaciones. Sumado a la necesidad de atraer inversiones extranjeras de los distintos puertos a los largo del pacifico (China, EE.UU, Canadá, etc.), a través del canal de Panamá (Caribe, Europa, etc.), por el Estrecho de Magallanes (África) y a través de los Corredores Bioceánicos (unión Chile-Argentina)

La regionalización permitiría que la zona franca restablezca su rol como un agente económico relevante, relevando su competitividad económica en relación a otras fuentes, y atrayendo inversión y flujo económico a la región. ¿Qué es lo que no permite que esto sea una realidad? Primordialmente la centralización de la toma de decisiones en el gobierno central. ¿Cómo es posible que una empresa y región que podrían beneficiar al país se mantengan estancadas? Si hay soluciones, ¿por qué no  ejecutarlas?

Por Constanza Aliaga 
ASESOR LEGISLATIVO CDC

Compartir:

*

*

Arriba