Orlando Torres, cineasta: “El cine nos enseña a mirar”

 

El joven audiovisualista iquiqueño -que hoy está hoy trabajando en el Festival de Cine de Iquique y que en 2013 se sumó como director al Colectivo MAFI www.mafi.tv– nos contó sobre sus trabajos, proyectos en carpeta y sus inicios grabando el paisaje iquiqueño.

En estos días, el tiempo es lo que menos tiene a mano el cineasta iquiqueño Orlando Torres Osorio, puesto que está desempeñándose como asistente técnico en el Festival de Cine de Iquique. Sin embargo, y con su calma habitual, se dio un momento para conversar con El Independiente.

-Háblanos de tus inicios, de tu interés por el cine.

-Siempre me gustaron las imágenes. Para mí la televisión era algo interesante. Un poco más grande, en la época del colegio, salía a grabar imágenes del paisaje iquiqueño, los cerros, la playa… la naturaleza me llamaba mucho la atención. Esas grabaciones fueron fundamentales para hacerme una idea sobre el cine.

-Después te fuiste a estudiar a la Escuela de Cine de Chile.

-Así es. En la escuela me dieron no sólo herramientas técnicas, sino que aprendí que hay que tener una historia, y saber contarla. Tuve la posibilidad de ganar un concurso interno para grabar un cortometraje, “Hojas”, que después presenté en Iquique. En tercer año me gané una beca para ir a estudiar tres meses cine a Francia en La Fémis; yo en ese momento no sabía que sería muy importante para mí ese viaje. Lo que yo quería era trabajar con actores, inventar historias. Al final me titulé con un documental llamado “Croatas en Tarapacá” (2007), que fue un primer trabajo de más largo aliento. La tesis escrita era sobre el desconocido cineasta Cristian Sánchez, y se llamaba “El cine lateral de Cristian Sánchez”.

-Ahí elegiste la senda del documental.

-Claro. Resulta que este documental de los croatas iquiqueños gustó a los descendientes de croatas en Antofagasta, que me encargaron un documental sobre su historia en 2009. Luego una antropóloga quiso que filmara un documental sobre una planta medicinal en Isla de Pascua, y después grabé otro sobre la pesca artesanal en Puerto Gala, al norte de Coyhaique. Y recientemente terminé uno sobre el poeta Oscar Hahn (“¿Quién es Oscar Hahn?”), en el que me demoré no poco tiempo. Forjé un vínculo con él, lo grabé en sus lecturas y charlas, viaje a Iowa para conocer dónde había estudiado hablé con sus amigos, en fin. Este año lo quiero estrenar. Y en carpeta hay uno sobre el desierto florido. Por supuesto, he realizado videos institucionales, pero eso es otra cosa. Un tema que me apasiona es realizar talleres de cine en colegios. Hago pequeñas escuelas de cine, y los alumnos salen con las herramientas básicas para realizar un cortometraje

-En tiempos donde la tecnología ha inundado cada acto, y vivimos la dictadura de lo fugaz, ¿Por qué hacer cine?

-El cine nos enseña a mirar, dirige la mirada de las personas. Hoy todo es vertiginoso, y el cine puede sacarnos de eso aunque sea una hora u hora y media, y sentarnos a ver, a observar.

-¿Te gustaría hacer ficción?

-Sí, claro. Pero quiero empezar desde lo pequeño, haciendo cortometrajes. Tengo ganas de meterme en la ficción.

-En otro ámbito: ¿Qué caracteriza esta versión del Festival de Cine de Iquique?

-Es una ventana para el cine independiente de Latinoamérica, y para mostrar a los realizadores de la región. Además, hay invitados y es gratuito. Es una gran instancia.

Por El Independiente

Compartir:

*

*

Arriba