Alcalde Galleguillos y el populismo anti Delincuencia

El día 15 de marzo La Estrella de Iquique, publica que toda la noticia entregada por el Alcalde Galleguillos, a través de Radio Bravissima y publicada por el mismo medio el día domingo 13 de marzo, era falsa. Así lo comprobó directamente la Fiscalía Regional.

La utilización de llamados telefónicos por falsos auditores, es cosa añeja y conocida, también se pensaban extintas, pero nos equivocamos, gozan de buena salud los que llamamos “palos blancos”.

El alcalde recibe el llamado y se sorprende con los hechos, de esta manera da más fuerza a sus argumentos en la “cruzada contra la delincuencia”, que ha iniciado detrás de un micrófono.

¿Pero le interesa realmente disminuir la delincuencia a Galleguillos?

Todo indica que el interés que subyace a esta asonada alarmista sobre la delincuencia que ha protagonizado el Alcalde, es más bien una maniobra comunicacional detrás de un objetivo político habitual: aprovechar el escenario coyuntural, esta vez marcado por la desaceleración económica que comprometerá las reformas impulsadas por el Gobierno, para instalar un clima favorable a la desaprobación ciudadana hacia este –en la perspectiva de futuros réditos electorales–, haciendo uso de un tema sensible para la sociedad chilena.

El discurso populista para referirse a la delincuencia ha fluctuado entre la puerta giratoria versus el discurso progresista sobre la integración social, transformándose en el eslogan de algunos analistas destacados –llamados líderes de opinión pública–, mientras los medios actúan como plataformas de posicionamiento y otorgan así un escenario para visibilizar las pugnas al interior del bloque dominante, masificando ante la audiencia la disputa de intereses entre fuerzas políticas emergentes –hoy vinculadas al progresismo– y partidos tradicionales que impulsan propuestas programáticas, las que obedecen a una misma dirección y descansan sobre un consenso estratégico.

En este debate se ha cuestionado la labor de las policías y se ha apuntado a la Fiscalía como el organismo responsable de la sensación de inseguridad en las personas, a partir de una crítica a las políticas de persecución criminal. Aunque pudiese resultar un elemento a considerar, la creciente sobrepoblación en los recintos penales desacredita el argumento comunicacional sobre la puerta giratoria. Por lo demás, las cárceles chilenas no son espacios apropiados para estimular una verdadera reinserción social sino que, por el contrario, aportan a perfeccionar la vocación delictual.

Detrás de todo este comidillo oportunista del Alcalde Galleguillos la delincuencia sigue sin resolverse. Hay que indagar en sus causas estructurales para pensar luego en las estrategias y los instrumentos que aportarán a su superación, comprometiendo esfuerzos que vayan más allá de la reflexión orientada hacia la aplicación de medidas represivas, o en una integración social cuando la sociedad carece de condiciones materiales para que esta resulte efectiva, reproduciendo exponencialmente la desigualdad.

La delincuencia es, ante todo, un problema ideológico cuya explicación debe buscarse en los objetivos de nuestro modelo de desarrollo y en el modo de producción que determina expectativas e intereses en la sociedad.

Detrás de un micrófono, inventando llamados… y vociferando más mano dura!!! .No se logrará el objetivo que toda la sociedad requiere y espera.

 

por El Independiente

Referencias:

http://www.24horas.cl/nacional/fiscal-desmiente-caso-de-chofer-condenado-a-indemnizar-a-asaltante-en-alto-hospicio-1960081

http://www.chilevision.cl/noticias/chvnoticias/nacional/chofer-debera-indemnizar-a-delincuente-que-lo-quiso-asaltar/2016-03-13/195428.html

http://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/2015/08/06/oportunismo-politico-y-delincuencia/

http://www.eldesconcierto.cl/debates-y-combates/2016/03/18/informar-o-atemorizar-el-dia-que-en-que-la-construccion-mediatica-de-la-sensacion-de-inseguridad-quedo-al-descubierto/

 

Compartir:

*

*

Arriba