Algunos viejos almacenes de Iquique

 

 

La modernidad ha hecho estragos en el espacio de las ciudades. Iquique no ha sido la excepción, y un ámbito particularmente damnificado ha sido el de las casas comerciales, que fueron arrasadas por los mall y las grandes tiendas. En la siguiente crónica, conoceremos algunas antiguas casas familiares dedicadas al comercio, y que ya dejaron de existir.

Se puede constatar que todas estas casas comerciales fueron fundadas por inmigrantes, que supieron leer las necesidades de la naciente comunidad iquiqueña. Llama la atención la inexistencia de iquiqueños o chilenos en el emplazamiento de estos locales. ¿A qué se debe este hecho? Es una pregunta cuya respuesta merecería el más agudo de los análisis.

Uno de los más antiguos y legendarios locales fueron los Almacenes Cerisola. Esta casa comercial tuvo como fundador y primer propietario a Francisco Cerisola Minuto, que llegó de Savona, Italia, en 1903 a Iquique. Primero fue una importadora de instrumentos musicales, llamada “La Scala de Milán”. Luego el italiano se instaló con un negocio de abarrotes ubicado en Tarapacá, casi al llegar a Ramírez. Siguiendo su instinto comercial, Cerisola compra a otro italiano su fábrica de fideos, dulces y helados, al final de calle Baquedano. Sin embargo, el local que lo hizo conocido fue la tienda llamada justamente Almacenes Cerisola, instalado al lado del Teatro Municipal.

Otro clásico fue Almacenes Bartolomé Tassara, que fue fundado en 1895 y estaba destinado a la venta de abarrotes y mercaderías importadas. También su dueño exportaba harina y cueros a escala no menor. Un dato que la memoria de un antiguo iquiqueño nos revela: había diez empleados de escritorio y cuatro de bodega.

La Casa Boero y Cía. Fue fundada en 1872 por José Boero, David Besaccia y Teodoro de Bernardis R. Se ubicaba en calle Vivar con San Martín, ocupando el espacio de tres casas. La calidad de sus artículos importados era muy apreciada por la comunidad, y las oficinas salitreras se surtían de la tienda. Alguna vez importó autos Fiat, los primeros de la ciudad.

Tienda La Veneciana fue fundada por el hermano de José Boero, Pablo, además de Humberto Canessa y Esteban José Solari, en 1918. Su rubro eran “trapos” y “artículo de novedades”. Vendían adornos y objetos de decoración fabricados en Italia.

Macchiavelo, Solimano y Cia tuvo su fundación en 1894, y estuvo a cargo de Juan Canessa y Manuel Machiavello. Se efectuaban tejidos de punto. Se dice que tenían las mejores máquinas textiles de Chile.

Autocamiones United estaba emplazado en San Martín con Aníbal Pinto. Fue el empresario Juan Scarzolo quien introdujo la marca en Iquique y en Chile. En alguna época la marca iba a ser comprada por el Ejército de Chile.

Edificio Colombino era un caso especial. Inmenso y estructuralmente sólido, albergaba obras benéficas y sociales. En las navidades abría sus puertas para que los niños de Iquique recibieran regalos. Se bailaba en ciertas fechas la tarantela y se ofrecían dulces italianos.

La Universal fue obra de Francisco Lasala Giordano, que llegó de Italia en 1911. Al principio compraba agua en Arica, la traía en camiones cisternas y la vendía acá. En 1915 abre una panadería en calle Pedro Lagos, en barrio El Morro. Luego abrió otra en San Martín, y una tercera en Tarapacá.

La Triunfante, en calle Vivar, tuvo como primer propietario a José Lanino Causi. Era paquetería y tienda de abarrotes.

Dicen que Casa Francesa era la reina de las tiendas de Iquique en la primera mitad del siglo 20. Ubicada en Serrano entre Vivar y Ramírez, su primer dueño fue Mauricio Carolpo, e inició actividades en 1875. Con los años fue adquirida por la firma Suñer y Cía., cuyos socios eran Julio Suñer Juan F. Llodó. Era una tienda que vendía zapatos, trajes y artículos de vestir, importados todos de Europa. Había muchos artículos de seda. La alta sociedad iquiqueña la prefería por su lujo y prestigio. Cerró sus puertas en los años noventa.

por El Independiente

 

 

Compartir:

*

*

Arriba