Sindicalista de CORPESCA, Michel Campillay lo contó todo: “Los senadores Orpis y Rossi son nuestros senadores.”

Sindicalista de Corpesca, Michel Campillay lo contó todo. Que le hacía los discursos a Marta Isasi por la Ley de Pesca. Que fue su “asesor” por dos años y que hasta tenía carnet como tal. “Me hacia caso en todo”, reconoció. Valoró también los pagos a los parlamentarios y el lobby que ordenó el ex gerente general de la firma de los Angelini, Francisco Mujica, quien junto a Orpis e Isasi serán formalizados en las próximas semanas por delitos de corrupción. No encuentro que él (Mujica) haya hecho algo distinto a lo que hacen todos (…) Eso puede estar ajeno a la moral, pero todos lo hacen”, estimó.

El pasado 12 de mayo a las 09.00 el dirigente sindical y empleado de Corpesca, Michel Campillay, fue interrogado en calidad de testigo por la fiscal Centro Norte Ximena Chong, en el marco de la investigación en contra de la empresa del grupo Angelini y los aportes ilegales al senador UDI Jaime Orpis y la ex diputada pro derecha Marta Isasi.

En su testimonio de nueve páginas, Campillay reveló toda la operatoria de Corpesca con distintos parlamentarios para que la Ley de Pesca fuera votada a favor de sus intereses y aseguró que la administración del ex gerente general de Corpesca Francisco Mujica, “se puede definir en una frase: todo vale”.

Hay que recordar que Mujica está hoy querellado por el Consejo de Defensa del Estado (CDE) bajo el delito de soborno y por el SII debido a la comisión de delitos tributarios. Lo anterior, porque fue quien autorizó aportes ilegales a Isasi que sumarían unos $60 millones. También a Orpis por una suma superior a los $ 250 millones. Por esta razón Isasi y Orpis -ya desaforado por la Suprema- también enfrentarán la audiencia de comunicación de cargos por delitos reiterados y consumados de cohecho. Además por facilitación de documentos tributarios falsos. En el caso de Orpis, también se le agregó fraude al fisco. Mujica en tanto, será formalizado por soborno e ilícitos impositivos mañana martes, 24 de mayo. Los pagos se hicieron con boletas ideológicamente falsas.

El sindicalista Campillay reconoció que le escribía los discursos para que Marta Isasi los leyera en el Congreso y votara a favor de Corpesca, y que los textos los coordinaba con Mujica. De hecho indicó que se trasladó a Valparaíso en 2011, un año antes de que se votara el cuerpo legal, con el fin de iniciar el lobby político a favor de la compañía.

“Yo le preparaba los documentos a Marta y los consensuaba con don Francisco (Mujica), por lo que con ocasión de esta ley, antes de que usted me lo pregunte, yo le preparé el documento (…) Yo hacía los discursos y él lo corregía o viceversa. Al final, todos estos discursos en sala no sirven de nada, lo único que importa es el voto y la posibilidad de influir en otros”, declaró.

Campillay detalló además cómo operaba con la parlamentaria en el Congreso. “Cuando yo me fui a Valparaíso me presenté con ella y ella me dijo qué bueno que tú estés aquí para que me ayudes con esto de la pesca, porque ella había asumido la Comisión de Pesca (…) Yo tenía carnet de asesor, tuve por dos años carnet de asesor de Marta Isasi (…) Me hacia caso en todo”, dijo.

“Uno no es tonto”

El actual dirigente de las empresas Corpesca y Camanchaca (ambas del grupo Angelini) valoró los pagos que Mujica hizo a los parlamentarios.

“Yo estoy de acuerdo con lo que hizo don Francisco. Yo trabajé en el Congreso y sé que todos los grupos de interés han hecho lo mismo. No encuentro que él haya hecho algo distinto a lo que hacen todos (…) Eso puede estar ajeno a la moral, pero todos lo hacen”, estimó.

E insistió: “Yo los aportes no los conocí. Uno supone que había algo, porque dos más dos son cuatro y uno no es tonto (…) Era obvio, todos los diputados y senadores necesitan plata para las campañas políticas, por eso creo que siempre pedían ayuda. Si a mí me hubiera preguntado el jefe (Mujica), respecto de Marta Isasi, yo le habría dicho: dele jefe, se lo merece”.

“Yo a Marta Isasi la considero una excelente persona, hasta el día de hoy si la veo la saludo (…) Si tuviera que darle un consejo, yo le hubiera dicho que pidiera más, que no se quemara por tan poco”, insistió.

La fiscal Chong, profundizó además en la relación que mantenía Campillay con los senadores de la zona, en el marco de la Ley de Pesca.

Los senadores Orpis y Rossi son nuestros senadores. Yo conversaba con todos los del norte y ellos siempre me piden antecedentes; para apoyar necesitan que se les den antecedentes (…) y eso es lo que se les dio”, apuntó.

Y así se refirió a Rossi: “Hasta el día de hoy yo lo considero un amigo, más que un diputado o un senador. El 2004 ó 2005 nos tomamos la empresa Corpesca y ahí Fulvio en su primera mandato como diputado, y él llegó como diputados socialistas a darnos apoyo. Llegó con Sergio Aguiló, Juan Pablo Letelier, y me parece que De Urresti”, indicó.

La foto

Chong inquirió a Campillay respecto de un aviso publicado en el diario La Estrella, en el que Rossi aparece apoyando a Luigi Ciocca en la competencia alcaldicia en 2012 y que habría sido pagado por Corpesca.

Para confirmar el hecho, Chong le mostró un correo que envió a Mujica en donde aparece el valor de publicidad ($ 1.225.000). Al respecto, Campillay aseguró desconocer “si la empresa pagó esto”.

Sin embargo, a renglón seguido, reveló: “Yo supe, no le voy a decir cómo lo supe, pero supe, que el aviso salió, pero lo pagó otra persona y no por ese monto (…) Rossi no me pidió apoyo. Yo se lo ofrecí, él no me pidió nada, absolutamente nada”.

Campillay también mencionó a Orpis y uno de los gerentes de Corpesca, Miguel Angel Escobar, quien también hacía lobby en el Congreso a favor de la firma.

“Yo digo que Miguel Ángel Escobar también tiene que caer, porque cuando yo empecé a ir a Valparaíso, era él quien sabía todo. Me refiero que él sabía que nosotros veníamos”, relató.

Respecto de Orpis, reveló  una anécdota con el desaforado senador UDI: “Después de que se fue Francisco Mujica (de la empresa), yo me encontré con Orpis y le dije que ahora estaba un nuevo gerente, Arturo Natho, y si quiere le damos el número. El me dijo: no (…) como un gato que le echan agua, así. Le ofrezco el teléfono de Arturo Natho, porque ellos siempre tienen nexos con todos los actores de la zona norte (…) Con Arturo hay que hacer todo lo que esté en derecho”.

Por último, Campillay le hizo una petición a la fiscal Chong: “Sólo quiero agregar una petición y es que al término de la investigación me pueda entregar copia de una foto mía con Jaime Orpis y con Pablo Longueira”.

Fuente: The Clinic | por: Jorge Molina Sanhueza

Compartir:

*

*

Arriba