¡¿Qué pasa con Salar de Llamara?!: reiteradas denuncias contra SQM por daño a humedal

 

Es un tesoro de la naturaleza. Llamara es una delicada masa de agua en medio del desierto más árido del mundo, siendo hogar de múltiples especies animales y vegetales icónicas, como lo es su reserva de Tamarugos. De hecho, es uno de los tres lugares en el mundo en donde habita un microorganismo que se cree dio inicio a la vida en el planeta. Pero NO está protegido. SQM explota sus aguas desde 2010 y por su fuera poco, desde 2013 la DGA alertó de que la empresa estaba sacando incluso más agua de la autorizada. Hace más de ocho meses el Core de Tarapacá y el Diputado Gutiérrez realizaron sendas denuncias, sin aún resultados. ¿Qué buscaba SQM dando platas ilegales a diestra y siniestra?… tal vez dilaciones como esta.

Un día más de funcionamiento del proyecto “Pampa Hermosa” de SQM, es un día menos de vida para el Salar de Llamara. Así parece al menos haberlo entendido el diputado por Tarapacá, Hugo Gutiérrez, quien exigió a la Superintendencia de Medio Ambiente el cierre inmediato de dicha faena, ante la tardanza del propio organismo fiscalizador, para corroborar las denuncias sobre la destrucción del humedal. Y es que mucho tiempo ha pasado desde ese 17 de abril de 2015, cuando en la VII Sesión Ordinaria del Consejo Regional de Tarapacá, se acordó presentar una denuncia formal ante la Superintendencia de Medio Ambiente por supuesta extracción ilegal de aguas.

Para los denunciantes, no deja de sorprender que aún no se tomen medidas en este caso, considerando que desde el año 2013, la Dirección General de Aguas ha advertido a la Superintendencia de Medioambiente que Soquimich cambió por cuenta propia los parámetros de medición en los pozos del salar de Llamara, incumpliendo la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que permite su funcionamiento y poniendo en riesgo el ecosistema. Hoy la Superintendencia informa que tiene una investigación en curso, pero que por su naturaleza, sus avances tienen carácter reservado. Por su parte, en SQM aseguran que cumplen la legislación ambiental.

El proyecto y las irregularidades

Cabe recordar que en el año 2010, el proyecto Pampa Hermosa obtiene la RCA que le permitió aumentar la producción de yodo en el área industrial Nueva Victoria en 6.500 toneladas anuales, logrando una capacidad total de 11 mil toneladas. El proyecto consideró, además, construir una nueva planta de nitrato con una capacidad de 1.200.000 toneladas al año en el Área Industrial de Sur Viejo. Así, en el Salar de Llamara, se planificó una inversión gradual, en 30 años, de U$ 1.033 millones de dólares. Sin embargo y a poco andar la DGA, en el año 2013 indicó a la Superintendencia de Medioambiente que SQM no cumplía la RCA  autorizada, debido a que cambió los parámetros de medición en los pozos del salar de Llamara, situación que pone en riesgo el ecosistema. En otras palabras, reacomodó la manera de recoger los datos, con la finalidad de sacar más agua de la permitida.

La situación adquiere un nuevo ribete, considerando que en el mismo 2013, mediante el Decreto 59 de Bienes Nacionales, se amplía la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal, incorporando las Salar de Llamara, lo que sin embargo no trajo cambios en los volúmenes de extracción de aguas del humedal por SQM. Frente a esto, el 28 de marzo pasado, el propio diputado Gutiérrez se reunió con el ministro de Bienes Nacionales para que se tomaran cartas en el asunto; como asimismo también se reunió con la Superintendencia, quienes asegura le señalaron que la investigación estaría en curso y pronta a entregar sus resultados.

Por su parte, distintos Cores han denunciado haber recibido presiones para no investigar la situación del Humedal, incluso uno de ellos – el Consejero Saavedra- afirmó públicamente que senadores oficialistas habría hablado con él para defender a SQM, acusando incluso haber sido víctima de amenazas.

¿Cómo explicamos la destrucción de un tesoro patrimonial?

Con alrededor de 80 hectáreas, el humedal del Salar de Llamara se encuentra en el extremo sur de la Pampa del Tamarugal, a 180 kilómetros de Iquique. Una de sus principales características es la presencia de estromatolitos en sus aguas, estructuras formadas por la acumulación de capas de sedimentos de cianobacterias, las que serían la clave de la vida, con una antigüedad de más de 3500 millones de años. Microorganismos que se encuentran sólo en otros cuatro lugares de la tierra. Asimismo, es hogar de varias especies únicas, como el Algarrobo, el Tamarugo o el Cachiyoyo en el reino vegetal; o el Ratón Orejudo, el Chorlo Gritón o el Zorro, el mundo animal.

¿Qué hacer para salvar este tesoro de la naturaleza?… por lo pronto, el buen juicio indica a la menos frenar las faenas mientras se acredita el daño. La idea de permitir el deterioro de este patrimonio en beneficio de una empresa privada, parece incomprensible desde el punto de vista del interés público. Pero más profundo aún, cuesta entender cómo estos sitios únicos, de incalculable valor para la vida, son hoy explotados sin control alguno. De hecho, a lo menos resulta paradójico que por un lado el Estado permita la explotación de sus aguas y por otra lo declare parte de una Reserva Nacional. ¿Es Llamara parte del pago por los aportes ilegales a algunos políticos?… no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que el humedal está siendo expoliado sin deber serlo y también sabemos que la empresa responsable, es la misma que entregó ilegalmente dineros a los dos senadores de nuestra región, los “honorables” Rossi y Orpis.

Por El Independiente

Compartir:

Un Comentario;

  1. Carlos Gonzalez dijo:

    Una vergüenza nacional la destruccion de estas áreas de propiedad común de la humanidad….Necesitamos nombres en su artículo , de todos aquellos comprometidos en este saqueo a la naturaleza….

*

*

Arriba