Héctor Kol: “Lo que está ocurriendo con la Anchoveta es un suicidio”

El Independiente entrevistó en exclusiva a Héctor Kol:

“Los pescadores artesanales no existen y los pescadores artesanales de la X región son funcionales a la empresa salmonera” 

“Lo que está ocurriendo con la Anchoveta es un suicidio. Con esto compruebo que en este país el mar no le interesa a nadie. Las dos primeras regiones, del punto de vista marino, están en manos de Angelini. Todo el mar de esas regiones es de CORPESCA”.

  • Terminado el conflicto entre los pescadores y el Gobierno, uno de los nombres que incluso llegó a ser hashtag en Twitter y uno de los más mencionados en el debate contra los salmoneros, supuestos culpables de la marea roja, fue Hernán Espinoza Zapatel, conocido internacionalmente como Héctor Kol.

Crítico y punzante. No tiene pelos en la lengua y mira todo con un prisma absolutamente del punto de vista social. No hay alternativa posible que al bien común de los bienes, según el pensamiento del acérrimo crítico de las salmoneras.

A la vez que se pasea por varias regiones dando charlas y dando a conocer la “inmundicia ambiental” como describe a la industria salmonera, también habla del mundo de los pescadores artesanales, trabajó codo a codo con ese mundo durante 6 años. “No existen los pescadores artesanales. Existen dueños de lanchas, armadores, que es distinto. Ellos tienen un carnet que dice que no pueden pescar, hay que mirar solamente el carnet que les otorga el ‘permiso’. Y los pescadores de la X región son funcionales a los salmoneros, ellos trabajaron por la Ley Longueira, los conozco bastante”.

También tiene un mensaje para los pescadores de Tarapacá, que pelean la anchoveta, ya que es extraída muy pequeña, lo que está produciendo que este pez se pueda extinguir, algo similar a lo que sucedió con el loco. “Lo que está ocurriendo con la Anchoveta es un suicidio. Con esto compruebo que en este país el mar no le interesa a nadie. Las dos primeras regiones, del punto de vista marino, están en manos de Angelini. Todo el mar de esas regiones es de CORPESCA”.

POLÉMICA POR SU NOMBRE

  • ¿Cuál es tu verdadero nombre Héctor?

“Mi nombre artístico es Héctor Kol, yo me llamo Hernán Espinoza Zapatel. Kol es mi nombre artístico, antes me decían Héctor Colo, porque soy colocolino, pero Kol lo elegí finalmente. Y es cierto lo que dijo el Diario El Llanquihue de Edwards y Radio Bío Bío de Turner, porque no me llamo Héctor Kol y tampoco soy Biólogo Marino”.

  • ¿Cuál es tu profesión?

“Como te decía, yo nunca fui biólogo marino. La gente me ha puesto así, porque opino de cosas del mar, pero soy Biólogo efectivamente. Yo estudié Ciencias en la Universidad de Chile y me retiré con excesos de ramos, estamos hablando en la década de los ’80, cuando no solamente desaparecían personas, sino que también las carreras, todo lo que oliera a pensar. Lo lamentable es que nadie se acuerda, se perdieron mis datos, no había sistemas computacionales como hoy. Entonces de un año a otro, yo estudiaba en el pedagógico, la dictadura separó las pedagogías y nos fuimos a estudiar al campus Juan Gómez Millas. Por tanto, de un año a otro, ya estaba estudiando sólo ciencias”.

  • Un poco enredado si…

“Es que fue lo que hizo la dictadura. Mi licenciatura debía durar 5 años más la tesis, pero con los cambios, duró 4 años, más la tesis. Hace poco estuve hablando con un ex decano designado (risas) preguntándole cómo podía obtener mi título y todo eso. Yo no sé qué soy, pero biólogo marino, no, seguramente Hernán Osses (periodista de El Llanquihue y que fue el que escribió hace unos años que Kol, no se llamaba así), sapo de El Llanquihue, él lo sabrá. En todo caso, este asunto lo quiero tercerizar, porque para mí es muy enredado también”.

  • ¿Y por qué te tienen tanta bronca?

“No lo sé, pero a la vez que ellos hablaron de mí, hicieron impacto. Nunca me habían entrevistado tanto por el tema de las salmoneras. Yo vengo hace más de 15 años hablando de esto. Y es curioso que las señoras de los salmoneros hagan campaña por Facebook en mi contra. Más encima, son cobardes. Hay dos cadenas periodísticas en mi contra, por tanto yo agradezco a Hernán Osses y a la CNI de El Llanquihue, por esta inusitada fama. Esto es un montaje, tal como lo hicieron en 2009. Les da comezón cada 7 años (risas)”.

CASO SALMÓN CHILE

El atentado a la casona que cobijaba a la industria salmonera, agrupadas bajo el nombre de Salmón Chile A.G volvió a salir a la palestra. A Kol o Hernán Espinoza, le allanaron la casa y lo “culparon” del hecho. Sin embargo, la justicia no pudo encontrar pruebas fehacientes y cerró el caso sin culpables ni imputados.

“Hubo distintas tesis respecto de ese atentado, incluso se habló de un autoatentado. De hecho el alcalde de esa época (hoy senador, Rabindranath Quinteros) dijo que era un muy mal momento para cobrar seguros. Hubo contradicciones en la investigación, como que el 60% que vio a los Bomberos, estaban afuera, que otro 60%, Carabineros estaba dentro…en fin. Una serie de contradicciones y el informe estaba completamente mal hecho. Yo no sé realmente qué pasó. Alguna vez se sabrá la verdad”, sostiene Kol.

El biólogo agregó que “culparon a los cabros de las juventudes libertarias, yo ni siquiera los conocía, ni siquiera era su amigo. Yo creo que con este hecho, los poderes quisieron parar la reforma a la Ley de Pesca de entonces, la privatización del mar. Estuvimos a punto de darlos vuelta y vino el terremoto y no pudimos hacer nada”.

MAREA ROJA

  • ¿Es efectivo que las salmoneras no tienen nada que ver con la marea roja?

“Efectivo. Esto es producido por la microalga Alexander Catenella, por las altas temperaturas. Existen profesionales expertos en esta materia, pero el problema es que ésta última llegó para quedarse. Catenella es un dinoflagelado, que quiere decir que hace fotosíntesis cuando no hay nutrientes para eso, es el peor de todos. Entonces ¿qué ocurre?, así como el mar rojo es bíblico, la única forma de que esto se vaya, porque las condiciones que hay en el mar interior de la Región de Los Lagos existen debido a lo que hacen las salmoneras también, es que ellas se vayan. Los quistes aparecen cada dos años”.

  • Si se van las salmoneras, mucha gente queda sin pega, es una realidad…

“Las salmoneras no toman ningún resguardo, de nada, más encima pagan 25 pesos el metro cuadrado, o sea 250 lucas anuales. El resto es gratis y la hipoteca que tienen es por los 25 pesos. Por tanto, lo que producen es de la gente. Como chileno te digo que año a año, la industria salmonera registra sólo pérdidas: El costo que tiene es de 5,5 US y lo venden a 4 ó 5 US, siempre pierden, ¿me puedes decir dónde está el negocio?, más encima es tóxico, ¿cuál es la justificación para todo esto?. Llevo mucho tiempo en esto”.

  • ¿De qué vives?

“Actualmente hago asesorías a organizaciones que trabajan para el extranjero. Antes había estado trabajando junto a la pesca artesanal. Las demás ONGs chilenas me han dejado sólo como Terram, Océana, Greenpeace. Yo promuevo efectivamente el retiro de la salmonicultura, porque no respetan a nadie, ni a nada. Y respecto de los pescadores artesanales, bueno te reitero, ellos son funcionales a esta industria. No hay pesca artesanal como la de Cosme Caracciolo, el dijo que el sector pesquero es el más corrupto de este país…así que imagínate, es como el Estadio de la U…no existe (risas). Yo creo que para cambiar esto, hay que cambiar el chip neoliberal, la forma de producción depende de un patrón y hay que cambiar esa lógica”.

 

por El INDEPENDIENTE

 

 

 

Compartir:

*

*

Arriba