Ricardo Lagos Escobar, ¿reserva moral de la República o San Expedito de los empresarios?

Estoy convencido de que esta crisis de confianza terminará en el peor de los mundos posibles – una especie de cándido al revés -. Son muchos los ejemplos en la historia de que muestran que después de una crisis institucional y del sistema político se termina de mal en peor: baste recordar a Italia que, en un sistema político que dominó la posguerra, en que se pasó de la lucha entre comunistas y democratacristianos al reinado del más corrupto de todos los políticos, Silvio Berlusconi. Es difícil de explicar por qué los electores terminan siempre optando por el más sinvergüenza de todos – véase España, malhadado país que va a terminar colocando en la presidencia del gobierno al más pillo de entre los pillos, Mariano Rajoy, del Partido Popular -.

En Chile, cada se ve más claro que para la primera vuelta se presentarán más candidatos que electores, y nada importa si sólo vota un 10%, pues la elección seguirá siendo “legítima y legal”, pues, en verdad, en la democracia bancaria sólo votan los gerentes y los más adinerados del país, y el pueblo – rebaño – sólo tiene que marcar un línea vertical a uno de los lacayos de los dueños de los bancos y grandes empresarios.

En la segunda vuelta habrá que elegir entre dos ancianos que han hecho pésimos gobiernos en el pasado reciente: Ricardo Lagos Escobar, definido por sus prosélitos como “una reserva moral de la República”, como el gran profesor que nos va a salvar del marasmo en que nos encontramos, y por otro lado, Sebastián Piñera, el rey de los narcisistas y un “genio” de los negocios, que tiene más capacidad que Merlín, el mago, para convertir hasta las piedras en oro, y que se ha zafado de la justicia porque la igualdad ante la ley es un chiste.

No es que el pueblo sea ignorante, idiota o desmemoriado, sino que en el supermercado electoral se ofrece a los ciudadanos puros productos de pésima categoría, y el cuanto de la sandía calada vale muy poco, pues en el caso que nos ocupa, tiene que elegir entre el profesor “Topaze”(ver video película de Marcel Pagnol en you tuve) Lagos o bien, por Merlín el Mago Piñera, es decir, bonete blanco o blanco bonete.

Ricardo Lagos, hay que reconocer, es un hombre inteligente, bastante más instruido y culto que la mayoría de los demás políticos chilenos, (su único saber se limita a contar la plata que reciben mensualmente, que suma más que varios cartones seguidos de lotería). Lagos entiende muy bien que si es identificado como el líder de los traidores de la Concertación le es muy difícil ganar las elecciones presidenciales de 2017, por consiguiente, está obligado a conquistar el apoyo de los comunistas y el  de otros sectores de izquierda (Boric y Jackson y otros líderes). Esta estrategia explica  el diálogo entre el brillante docente y sus dicentes de Revolución Democrática.

La tarea de ganar el apoyo de la izquierda y de otros sectores del espectro político no parece un camino cercado de rosas: la diputada Camila Vallejo – vaya uno a creerle, pues dijo lo mismo de Bachelet candidata – hoy dice que no apoyará a Lagos, definiéndolo como el dilecto amigo de los empresarios y. también en ese sentido, se pronuncian otros líderes.

Ricardo Lagos es el candidato ideal del “Partido del orden”: deja conformes a los empresarios y derechistas y, disfrazado de “tribuno del pueblo” logra convencer a los izquierdistas y a los ciudadanos desapercibidos. La edad, lejos de ser un obstáculo, es un mérito, que le podría acarrear un buen número de votos. Este líder tiene algo de Arturo Alessandri; comenzó asustando a los poderosos de este país, y termina sirviéndolos.

El elector, generalmente, es el rey de los olvidadizos: no sería mala idea intentar recordar que el último gobierno de Ricardo Lagos ostentó un récord de corrupción si lo comparamos con los demás gobiernos de la Concertación, aun cuando, personalmente, soy pesimista de que estos hechos motiven al ciudadano para cambiar un país dominado por la tontería.

Casos de corrupción

 

 

Casos Denuncias
Patricio  Aylwin 12 3
Eduardo Frei 23 10
Ricardo Lagos 40 16
Michelle Bachelet 9 2
Total 84 31

 

% casos de corrupción

%
Patricio Aylwin 14,3
Eduardo Frei 27,5
Ricardo Lagos 47,6
Michelle Bachelet 10,7
Total 100 %

 

2000

Metro de Santiago
Correos de Chile
Enacar
EFE
MOP AEROPUERTO MERINO BENÍTEZ
CONSEJO DE DEFENSA DEL ESTADO

 

Año 2001

MOP
COIMAS
MINSAL
ENAP
SEREMI EDUCACIÓN IV REGION
MOP GATE
MOP CIEDE

 

2003

SEREMI EDUCACIÓN IX REGIÓN
SENCE
MINSAL CENABAS
SECRETARIA GENERAL DEGOBIERNO CEDOC
INVERLINK

 

2004

CONAF
MOP
CONAMA

 

2005

CHILE DERPORTES
MINISTERIO DE  JUSTICIA DIP SA
CODELCO
MOP AUTOPISTA VESPUCIO
MOP  AEROPUERTO
MOP  GEYS
SENCE
MOP MINISTERIO DE TRANSPORTE
INTENDENCIA  V REGIÓN
INDAP VII REGIÓN

 

por Rafael Gumucio Rivas, padre.

Compartir:

*

*

Arriba