Pescadores artesanales: “No hay justificación para mantener una ley elaborada bajo delito”

Los pescadores artesanales desarrollaron manifestaciones en distintas ciudades del país exigiendo la anulación de la Ley de Pesca. Los dirigentes sociales solicitaron que el trámite se inicie cuánto antes en el Congreso porque es una ley que beneficia a los industriales y se originó a partir del cohecho y la corrupción.

 

Este miércoles se desarrollaron movilizaciones en distintas regiones del país exigiendo la anulación de la cuestionada Ley de Pesca conocida como “Ley Longueira”.

Esta jornada de protesta nacional fue coordinada por los dirigentes de las organizaciones pesqueras durante una reunión sostenida la semana pasada en Valparaíso.

Los trabajadores apuntaron a los mecanismos corruptos con que se tramitó esta ley y su vinculación con el caso Corpesca mientras ejercía como ministro de Economía el renunciado militante de la UDI Pablo Longueira.

La normativa otorga cuotas de pesca por 20 años renovables a perpetuidad a los industriales pesqueros y, de esta manera, perjudica a los pescadores de menor tamaño.

Al respecto, el presidente del Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero (Condepp) Jorge Bustos, señaló que harán llegar una carta a la Presidenta Michelle Bachelet para que se inicie la anulación de la ley en el Congreso.

En ese sentido, rechazó la revisión que está realizando la FAO sobre la legislación y que expondrá sus conclusiones durante este mes. “La petición es que se anule de una vez por todas esta ley porque esto ya no resiste más. Se nos entrega como una herramienta eficaz la revisión de la FAO, pero sabemos que es un brazo de las Organización Naciones Unidas (ONU) con el mismo sistema neoliberal que impulsa Chile en sus políticas públicas”, señaló.

Mientras, el presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de Pescadores Artesanales de Chile (Fenaspar), Hernán Cortés, insistió en que se trata de una legislación ilegítima. “Creemos que esto es lo justo porque no hay ninguna justificación para mantener una ley elaborada bajo delito”, recalcó el dirigente.

Por otro lado, representantes de compañías pesqueras se reunieron con el Subsecretario de Pesca, Raúl Súnico, para evaluar los cambios al reglamento sanitario de la industria pesquera.

La normativa establece que las empresas con buenos resultados sanitarios podrían elevar su producción un 3 por ciento respecto al año anterior.

Sin embargo, el presidente de Salmón Chile, Felipe Sandoval, dijo que se debería permitir entre un 5 y un 7 por ciento de crecimiento a las empresas con resultados positivos. Un planteamiento que en primera instancia descartó Sunico pero que se comprometió a evaluar.

Para el presidente de los pescadores de Queule, Hernán Machuca, estas modificaciones preocupan por las negativas consecuencias que genera la industria salmonera en la biodiversidad de la zona. “El sur se ha transformado en el basurero de Chile con las salmoneras y basta ver los informes de organizaciones externas al Gobierno que concluyen que las salmoneras favorece el florecimiento de marea roja y eso a todos nos tiene muy preocupados”, reconoció.

En la región de Los Ríos, la Federación de Pescadores Artesanales de Corral denunció represión por parte de carabineros que finalizó con uno de los dirigentes, Gino Bavestrello, detenido y herido.

Mientras, en la Región Metropolitana, el Terminal Pesquero también inició una paralización apoyando la decisión de los pescadores regionales.

Compartir:

Artículos relacionados

*

*

Arriba