Alcalde Alto Hospicio es demandado por despido injustificado y persecución política

 

Argumentos como ser comunista, hija de detenidos desaparecidos y amiga de Enzo Morales abogado del diputado Hugo Gutiérrez, fueron los que motivaron el despido y la persecución política que debió enfrentar Nicole Madariaga al interior del Municipio de Alto Hospicio. Estos hechos involucran directamente al alcalde Galleguillos y a su hombre de confianza, Cesar Villanueva. El día de ayer 4 de Octubre,  el Juez Titular del Juzgado de Letras del Trabajo de Iquique, realizó audiencia preparatoria del juicio entre la demandante NICOLE MADARIAGA ARAYA  y  el demandado  RAMÓN GALLEGUILLOS CASTILLO. Después de escuchar a las partes el Juez  fijó el juicio para el día 10 de noviembre de 2016.

Nicole Madariaga, alumna egresada de derecho de la UNAP, nunca se imaginó que su primera experiencia laboral fuera y terminara de la forma en que ocurrió, menos en una entidad pública, como lo es el Municipio de Alto Hospicio.

En primer lugar,  es contratada bajo la modalidad  de “honorarios”, esto ya es irregular debido a que Nicole cumplía una jornada laboral de tiempo completo, marcaba tarjeta, mantenía una relación de dependencia a su jefatura y de dedicación exclusiva.

En segundo lugar, estaba contratada con recursos provenientes de la Ley SEP, esto implica  ejercer labores que deben ser ejecutadas para el Departamento de Educación, de forma única, exclusiva y excluyente,  por el contrario las funciones encomendadas distaban totalmente de educación como por ejemplo, contrataciones, sumarios administrativos, resoluciones sanitarias, informes para corte de apelaciones, representaciones en contraloría con directivos de Alta Dirección Pública.

ley-sep

Manual Superintendencia de Educación

 

Sólo esto hecho, el ocupar fondos SEP para fines distintos de los que permite la Ley SEP, debiera ser investigada por la Superintendencia de Educación como también por la Controlaría General de la República. En recuadro aparece normativa de usos de fondos Ley SEP.

 

 

Pero lo peor estaba por venir, en el mes de diciembre de 2015, empieza una persecución política debido a “rumores” que la enfrentan con sus jefaturas y con el mismo alcalde.  Rumores como que ella “era amiga de don Enzo Morales, Asesor Jurídico del Diputado Hugo Gutiérrez, también señaló que yo pertenecía al Partido Comunista, que era hija de detenidos desaparecidos y que fumaba marihuana”, rumores sin fundamento pero que ponían en entredicho su renovación de contrato el 31 de ese mes.

Lo anterior,  sería brutalmente refrendado en reunión personal con el Alcalde Galleguillos, cuando éste, se impone como un sensor de las amistades que ella podía o no tener, que “el combatía los malos comunistas como don Enzo Morales y Hugo Gutiérrez”, y que yo podía elegir las amistades que quiera, “pero si tengo relación directa ahí sí podría haber problemas”, además “que era feo jactarse de tener ese tipo de amistades”.

La demanda entablada por Nicole, fue ingresada el 16 de junio de 2016 al Juzgado de Letras del Trabajo de Iquique, bajo el RIT : T-90-2016 y  RUC: 16- 4-0028285-8.

Acá puede leer un extracto de la declaración realizada por Nicole Madariaga en su demanda laboral contra Ramón Galleguillos, en la queda claramente graficado hasta dónde puede llegar su sectarismo político trastornado con el Partido Comunista  y con  el diputado Gutiérrez y su abogado Enzo Morales:

 

“Es del caso hacer presente a S.S., que durante todo el tiempo que efectúe labores en la Municipalidad de Alto Hospicio, jamás tuve problemas con mis compañeros de trabajo o con mis jefes, pero que a raíz de ciertas confusiones de índole “políticas” y de carácter discriminatorio fui víctima de persecuciones durante los últimos meses de trabajo que desembocaron en el despido que genera la presente acción.

Así las cosas el día Miércoles 30 de Diciembre del 2015, Don Osvaldo Zenteno Pinto me llama a su oficina para preguntarme por algunos “comuntarios” que había oído sobre mí, de parte de don Cesar Villanueva, Director de la Secretaría Comunal de Planificación, él le comentó que yo “era amiga de don Enzo Morales, Asesor Jurídico del Diputado Hugo Gutiérrez, también señaló que yo pertenecía al partido Comunista., que era hija de detenidos desaparecidos y que fumaba marihuana”, comentarios frente a los cuales quedé impactada y respondí negándolos categóricamente, puesto que no pertenezco a ningún partido político, no soy amiga de don Enzo Morales, sino que sólo lo ubico porque estudiamos en la misma Universidad y que mis padres estaban vivos y jamás participaron de ningún movimiento político o revolucionario y que no consumo drogas. Mi jefe entendió mi situación e intentó ayudarme, interviniendo para la renovación de mi contratación para el año 2016, requiriendo visto bueno del Alcalde Ramón Galleguillos Castillo, a fin de que renovarán mi contratación hasta el 31 de diciembre de 2016, pues el trabajo que yo desempeñaba era de todo su agrado, mantenía buenas relaciones laborales con mis compañeros y cumplía con las ordenes que tanto él como los demás funcionarios me instruían.

Al día siguiente, jueves 31 de diciembre de 2015, me llama nuevamente don Osvaldo Zenteno, recomendándome que fuera a hablar personalmente con el Alcalde porque estaba en duda la renovación de mi contrato. Luego de esta reunión recordé que en una oportunidad don Enzo Morales fue a la Municipalidad a protestar por la muerte de una persona y en la oficina todos comentaban sobre el Sr. Morales, entre ellos doña Stefany Gómez Contreras, abogada del Departamento Jurídico y pareja de don Cesar Villanueva. En dicha oportunidad señalé que no emitiría malos comentarios sobre don Enzo Morales, porque cuando yo era estudiante de la carrera de Derecho en la Universidad Arturo Prat él era Presidente del Centro de Alumnos y me cooperó en la gestión de una beca, por lo que estaba muy agradecida por su ayuda. Recordé además que en una oportunidad comenté en la oficina que yo tenía el beneficio de Salud PRAIS, pero no explique porqué lo tenía. Finalmente recordé que comenté algunas opiniones frente a situaciones políticas, opiniones que generalmente iban en contra de la corrupción que hoy existe en el país, que obviamente fueron malinterpretadas y usadas de una forma vil en mi contra, sin saber hasta la actualidad cual fue la fundamentación para la humillación que me hicieron pasar que tuvo como corolario el despido del cual fui víctima.

En virtud a la descontrolada situación en la que me encontraba, sumida en una incertidumbre por mi contratación y al ser víspera de año nuevo no pude contactarme directamente con el alcalde ese día, pasando un año nuevo triste y angustiante por dicha situación, que me tenía envuelta en la posible pérdida de mi fuente laboral, sólo por dichos y malos entendidos malintencionados de ciertos funcionarios a base de incertidumbres y discriminación bajo un sinfín de prejuicios, sin antecedente fidedigno alguno que los respaldara.

Ya el día 05 de enero de 2016, logré asistir a la oficina del Alcalde, en donde le expuse todo lo mencionado anteriormente, él me señaló, entre muchas cosas, que me quedara tranquila pues él tenía “gente comunista trabajando” en la Municipalidad de Alto Hospicio, que “el combatía los malos comunistas como don Enzo Morales y Hugo Gutiérrez”, que yo puedo elegir las amistades que quiera, “pero si tengo relación directa ahí sí podría haber problemas”, además “que era feo jactarse de tener ese tipo de amistades”, finalmente concluye que “yo debía saber hasta dónde llegaban mis lealtades”. Por lo que me señala que me tranquilizara porque él había dado el visto bueno, hasta el 31 de diciembre 2016, para la renovación de mi contrato pero a “prueba de lealtad”.

Así las cosas, continué desarrollando mis labores administrativas, concurriendo a reuniones, gestionando tratos directos, contrataciones, decretos y el sin fin de actividades que desempeñaba en mi quehacer Municipal, alrededor de la tercera semana de febrero de 2016 me llama la secretaria del Alcalde, doña María Alejandra Ramos Contreras y me señala que por orden de don Cesar Villanueva yo, personalmente, debía tramitar un parte que le cursaron los Carabineros de Chile a ella, como persona natural, por violar las leyes del tránsito y estar estacionada en un lugar no habilitado para estacionarse, frente a esta situación, que nuevamente como persona se me pasó a llevar, seguían humillándome en mi calidad de trabajador, por una situación ajena a mi persona, intentando “probar mi lealtad” forzándome a realizar gestiones personales de los trabajadores de confianza del Alcalde. Motivada por lo anterior me dirigí, donde mi jefe directo don Osvaldo Zenteno a objeto de señalarle que no haría ninguna gestión respecto a la situación de la Señora Ramos Contreras, pues consideraba que esas labores excedían a mis funciones.

Al día siguiente el Alcalde cita a reunión a todo el Departamento Jurídico, del cual yo formaba parte, en donde se toca el “tema de mi mala voluntad de no tramitar el parte de su secretaria y de mi posición política”, yo respondo manteniendo mi opinión de considerar que excedía a mis funciones, pues es una situación personal de la funcionaria.

Debido a la tensa situación que vivía en mi lugar de trabajo por los malos entendidos y bajo “la prueba de lealtad” frente a la cual me encontraba, siendo objeto de situaciones como la descrita en los precedente, solicité mis vacaciones, nuevamente con la incertidumbre de lo que sucedería con mi puesto laboral, ya que si bien el Alcalde había dado el Visto Bueno para mi contratación hasta el 31 de Diciembre del año 2016, debido a mi carácter de “comunista, hija de detenidos desaparecidos” y la existencia de la “prueba de lealtad” cualquier cosa podría suceder con mi puesto laboral, pese a lo anterior y debido a mi estado emocional y agónico con las circunstancias desde el 07 de marzo de 2016 hasta el 31 de Marzo del mismo año, hice uso de mis vacaciones. Durante este período no recibo ninguna carta de despido ni aviso del término de contratación, por lo que concurro a la Municipalidad el día viernes 01 de abril de 2016, a mi lugar de trabajo, siendo don Osvaldo Zenteno quien me recibe y me señala que mis funciones habían cesado en la Municipalidad de Alto Hospicio el día 31 de marzo 2016, por decisión directa de don César Villanueva. En vista de lo anterior dejo la constancia de término de funciones el día Lunes 04 de abril de 2016 en la Dirección del Trabajo, para evitar ulteriores consecuencias en mi contra, por parte de la Municipalidad.”

Acá puede leer demanda completa:

http://laboral.poderjudicial.cl/SITLAPORWEB/DownloadFile.do?TIP_ConsultaDoc=2&TIP_Documento=1&TIP_Archivo=3&COD_Opcion=1&COD_Tribunal=1334&CRR_IdCausa=458425&CRR_IdDocCausa=799956&DOC_Download=PDF

 

EL INDEPENDIENTE

Compartir:

*

*

Arriba