Concejal Matías Ramírez : “no se establecieron criterios para determinar el máximo de la dieta”

El nuevo concejo comunal de Iquique, se asignó una dieta en el máximo legalmente permitido, esto es, 15,6 UTM ($720 mil aproximadamente).

Daniela Solari señaló: “Los concejos duran casi todo el día y tenemos que pedir permiso en nuestros trabajos”,  Claudia Yáñez por su parte indicó “me hubiese gustado que fuera menos, porque uno debe estar por vocación, pero me sumé a la mayoría ya que esos mismos recursos se utilizan en donaciones y ayuda social”.

El único voto de rechazo fue el de Matías Ramírez, pues a su juicio “no se establecieron criterios para determinar el máximo de la dieta. Por ser capital regional, nada más”.

LA LEY ESTABLECE UNA BANDA ENTRE 7,8 y 15,6 UTM.

La ley orgánica constitucional de municipalidades, en su artículo 88, señala que “los concejales tendrán derecho a percibir una dieta mensual de entre 7,8 y 15, 6 unidades tributarias mensuales, según determine anualmente cada concejo por los dos tercios de sus miembros”.

Con respecto a las dietas de los representantes, en el caso del Congreso se avanza en la línea de que sea un organismo distinto el que establezca las asignaciones. Con los concejales no pasa esto.

En pos de la transparencia y pese a que la ley establece una banda, sería bueno que esa   dieta no dependiera de las mismas personas que van a ser beneficiarias de ella.

Sin entrar a juzgar si es suficiente, es importante recalcar que de los propios concejales depende que su dieta pueda ser hasta el doble del monto base establecido en la ley.

 

EL INDEPENDIENTE

Compartir:

Artículos relacionados

*

*

Arriba