Diputado Hugo Gutiérrez: “Piñera sufre de incontinencia bursátil y no responde a una ética de servicio público”

Hugo Gutiérrez dijo que el financista “tuvo un pie en La Moneda y otro en Bancard”. Plantea que hay un desafío transversal para atacar las irregularidades.

El diputado comunista Hugo Gutiérrez se convirtió en un dolor de cabeza para Sebastián Piñera. Sobre todo después que presentó una querella en su contra por los negocios entre el consorcio Bancard y la empresa pesquera peruana Exalmar. Y es que eso sigue colocando sobre el tapete el tema que persigue desde siempre al magnate: su participación en política en medio de cuestionamientos por conflicto de intereses, operaciones financieras irregulares, dineros en “paraísos fiscales”, negocios incompatibles.

Para el abogado Gutiérrez, Piñera sufre de “incontinencia bursátil” y que “no responde a una ética de servicio público”. Lamenta que un personaje de esas características haya sido o pueda ser presidente y, sobre la primera ocasión señala: “Salió elegido de manera residual”.

Plantea en entrevista con El Siglo que la querella en contra del aspirante presidencial está en curso y que será vital “que todos los correos de Piñera y su familia sean periciados”. Dice que el problema no es que el ex presidente sea multimillonario, el asunto “es que no tiene ética en su actuar”.

Piñera está bien enojado con usted.

Así supe.

Dice que usted está más preocupado de presentar querellas que proyectos de ley.

Piñera distorsiona la realidad. Pretende manipular la información para desprestigiarme. Porque, como usted dice, está enojado porque hemos presentado querellas por sus malas actuaciones. No es cierto que yo tengan más querellas que proyectos de ley. Una simple lectura de la página de transparencia en la Cámara de Diputados daría cuenta de cuál es la verdad. En el primer periodo legislativo, 2010-2014, presenté cerca de 120 proyectos de ley y en el segundo periodo que llevo, desde el 2014 hasta la fecha, llevo presentados 84 proyectos de ley.

Es que usted parece que lo golpea donde a él más le duele.

Lo que le preocupa a Piñera es ser desenmascarado. Por ejemplo, que durante su periodo presidencial tuvo un pie en La Moneda y otro en Bancard y eso le molesta porque desvirtúa la imagen de que se entregó en cuerpo y alma al país, que es uno de los tantos engaños de Piñera. A él le interesó instrumentalizar el poder político para generar más utilidades a sus empresas.

Actualmente, en qué está la querella que presentó contra Piñera.

Hay una investigación por parte del Ministerio Público, tendiente a acreditar los hechos delictivos que he planteado en la querella criminal contra el ex presidente Sebastián Piñera. Básicamente es acreditar que él utilizó información privilegiada para su beneficio que, en buena cuenta, es un tráfico de influencia que habría configurado en su actuar, junto con la negociación incompatible. Nos estamos esmerando en acreditar que Piñera tenía conocimiento de los negocios que estaba realizando Bancard desde las Islas Vírgenes en la empresa peruana Exalmar, y que el fideicomiso ciego fue una soberana mentira, ni siquiera era tuerto.

¿Hay la sospecha de que Piñera cometió un delito?

No me cabe duda que Piñera cometió el delito de negociación incompatible y uso de información privilegiada. Él tenía cabal conocimiento de lo que estaba ocurriendo en La Haya (con el diferendo Chile-Perú), se informaba periódicamente y esa información fue utilizada desde Bancard para comprar desde las Islas Vírgenes esta empresa pesquera peruana.

¿Cuándo se podría saber qué pasara con esa querella?

Se han hecho exigencias de diligencias al Ministerio Público, algunas se ha  realizado, otras están pendientes y sobre otras hay una negativa. Muchas dudas e incógnitas podrían resolverse en la medida que Piñera voluntariamente accediera a que se le hiciera una pericia a su correo electrónico.

Él no accede a eso.

No, no accede, no quiere que esos correos electrónicos se revisen, no accede a ese peritaje.

¿No hay el riesgo de que esto quede en nada, que se dilate?

Me parece que esta investigación, que está en curso, debería entregar los elementos necesarios para acreditar la existencia del delito. Sólo espero que se tenga la valentía de que, en el evento de que Piñera no acceda a entregar sus correos electrónicos de manera voluntaria, se le pida a la justicia poder periciarlos. Lo que hoy se impone es que todos los correos de Piñera y su familia sean periciados.

Oiga, Piñera siempre ha enfrentado querellas, juicios, investigaciones. Ahora sigue lo mismo, hay indagaciones en la justicia. ¿Qué le parece que una persona con esa característica puede ser candidato a la Presidencia de Chile?

Primero, decir que Sebastián Piñera nunca debió ser Presidente de la República. Eso, en parte, demostró la incapacidad que hubo en su momento de haber encontrado un buen candidato de los sectores democráticos y habernos puesto de acuerdo en torno de ese candidato. Por otra parte, Piñera salió elegido porque la gente estaba cansada de la Concertación y no quería votar por Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Piñera salió elegido presidente de manera residual. En la derecha ven, como lo vieron durante la dictadura, que estando en la presidencia se pueden hacer muy buenos negocios. Hoy quieren volver para seguir concretando negocios y por los que no pudieron consumar. Lo que está claro es que un personaje con un prontuario como el de Piñera no debió ser presidente y no debería volver a ser presidente.

¿Vulnera lo que se pudiera definir como una ética presidencial o de servicio público?

La sabiduría china indica que un mercader nunca puede tener poder político. El gran error que se cometió fue poner a un mercader a cargo de la Presidencia de la República. Él no puede evitar ser lo que es, está en su esencia querer hacer negocios, donde se encuentre. El problema de su incontinencia bursátil la desarrolla en cualquier espacio donde se encuentre, él no responde a una ética de servicio público. Si fue capaz de engañar a su jefe y amigo, Ricardo Claro, con el negocio de las tarjetas de crédito, es demostrativo de que es capaz de engañar a quien sea con tal de enriquecerse.

Pero Piñera tuvo y tiene votos.

Eso da cuenta un tipo de ciudadanía que tenemos, de un sector de personas que hay en el país, hay gente de derecha. Mire, a mi no me cabe duda de que si existiese un personaje parecido al ex dictador (Augusto) Pinochet, con el mismo prontuario de violación a los derechos humanos, habría personas que votarían por ese personaje. Hay una derecha profundamente fascista y un sector que incorporó esa genética en su comportamiento. Eso es dañino en cualquier democracia.

Se naturalizan ciertas concepciones…

Aquí en Chile se naturalizó el que enriquecerse está bien, no importando el perjuicio que se le ocasione a alguien, se naturalizó que el ganar, ganar, sin ningún tipo de pudor es correcto. Además, hay un empresariado carente de ética. Hay otros países donde uno ve cierta ética de los empresarios, incluso algunos al morir dejan sus riquezas a alguna institución, entregan sus fortunas a la sociedad, la devuelven. En el caso de Piñera, es un antípoda del empresario estadounidense que piensa que al morir debe devolver la riqueza a la sociedad. Piñera empezó a dejar su fortuna a sus hijos, a sus nietos y eventualmente a sus bisnietos. Piñera es el paradigma de falta de ética en los negocios.

¿El problema con Piñera es que sea multimillonario?

El problema de Piñera es que no tiene ética en su actuar, en general. Eso se manifiesta en la búsqueda del lucro sin medida y que instrumentaliza el poder político. Hay quienes quieren subordinar el poder político al poder económico, cuando la mayoría del país lo que quiere es separar la política del dinero. ¿Quién es el paradigma de la unión entre política y dinero? Es Piñera. Él normalizó el uso del poder político en beneficio del poder financiero y quiere continuar en esa lógica. Si hemos tomado medidas para que no se junten el dinero y la política, para terminar con malas prácticas, el que Piñera llegue a ser eventualmente presidente, significa que no se aprendió nada.

¿Es la antítesis de la idea de separar dinero y política, negocios y política?

Es la antítesis de lo que hemos querido hacer en cuanto a separar la política de los negocios y él quiere volver a unir esos factores.

¿Qué explica que sea tan extensa la lista de personeros de la derecha involucrados en delitos financieros, tributarios y de derechos humanos?

La dictadura que violó los derechos humanos, dejó una institucionalidad corrupta, de la que se aprovechan empresarios para seguir lucrando. Mientras no seamos capaces de cambiar la institucionalidad corruptiva que dejó la dictadura, personajes como Piñera se van a seguir reproduciendo.

¿Por qué el Partido Comunista pidió al Servicio Electoral investigar el origen del patrimonio de la UDI y de Renovación Nacional?

Nosotros queremos que el Servel nos dé la certeza de que los bienes y los recursos de la derecha provienen de actos cívicos limpios. Porque después de todo lo que hemos sabido, tenemos una profunda desconfianza de cómo se financiaban, cómo financiaban sus campañas y sus sedes, cómo se financiaban sus dirigentes. Sabemos que llegaron aportes directos de empresas que por debajo de la mesa, de manera oscura, le contribuían a la derecha. Tenemos dudas profundas de cómo se han financiado los partidos de derecha. Creemos que ellos se siguen financiando de manera ilegal.

 “Es un desafío transversal separar la política y los negocios”

¿Estará presente en la campaña presidencial el tema de la corrupción y las irregularidades?

Ya está presente el tema de la probidad, de la transparencia, de la corrupción, y creo que podrá ganar aquel que muestre un distanciamiento total entre la política y el dinero, el que sea capaz de demostrar y dar garantías de que siendo Presidente de la República va a actuar en función de los intereses generales del país y no de su bolsillo. Piñera está muy lejos de mostrar ese distanciamiento.

En esto de malas prácticas y financiamiento de la política, aparecieron personeros de la Nueva Mayoría.

Esta institucionalidad y este esquema de país, tiene como ethos la búsqueda del lucro, de la ganancia, del excedente, y eso hace que muchos caigan capturados en eso, incluidos representantes políticos de distintos sectores. Si no nos damos cuenta de que hay un esquema que abre espacio a un lado oscuro del ser humano, a naturalizar prácticas como la corrupción, a que se imponga la ambición, la avaricia, la competencia, y no somos capaces de poner límites, vamos a seguir teniendo sorpresas de encontrar a personas que uno menos supone, involucrados en temas de ganancias espurias.

¿En esto de las irregularidades hay un desafío transversal entonces?

Es un desafío transversal poner distancia, separar, la política y los negocios, del dinero. Creo que son trampas permanentes a las que nos vemos expuestos. La política tiene que expresar el esfuerzo por mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, tiene que colocar como centralidad a la ciudadanía, tiene que aspirar al buen vivir del pueblo. Si eso no se hace, vamos a seguir teniendo problemas de corrupción y malas prácticas. Y el poder económico, el poder militar, el poder religioso, el poder comunicacional, van a querer cooptar a la política. Por desgracia, los que hacemos política no hemos sabido tomar distancia de esos otros poderes.

Fuente: El Siglo

Por: Hugo Guzmán R. Periodista.

Compartir:

*

*

Arriba