CONCEJAL JESSICA BECERRA: LA “PAYASA” QUE PODRÍA IR A LA CÁRCEL POR FRAUDE AL FISCO

 

 

 

La irrupción en el último concejo municipal de Alto Hospicio de la concejala Jessica Becerra disfrazada de payasa, significó la suspensión del encuentro por orden del alcalde Patricio Ferreira. Todo apunta a que con su performance como artista circense, Becerra busca endosar responsabilidades administrativas a la nueva gestión para desviar la atención de las indagaciones que sigue la Fiscalía por los millonarios recursos que usó del municipio para viajes de turismo disfrazados de capacitaciones.

 

Como dictatorial calificó el concejal UDI de Alto Hospicio, René Cáceres, la decisión del alcalde de esa comuna, Patricio Ferreira, de suspender el concejo municipal el viernes recién pasado.

 

La decisión del edil se produjo luego que otra concejal, la demócrata cristiana Jessica Becerra, llegara vestida de payaso a la reunión, acusando que “hemos transformado a este municipio en un circo y lo sigue siendo. Y él (Ferreira) es el principal payaso de esta comunidad”.

 

Recordemos que Becerra abiertamente sostuvo que no votaría por Ferreira en la última municipal de octubre de 2016, a pesar de ser de las mismas filas de la DC.

 

Pero las diferencias políticas que podrían explicar la distancia entre la concejala y el edil demócrata cristiano, no son precisamente lo que justifica la actuación de Becerra en el último concejo.

 

Aliada del UDI Cáceres, Becerra busca afectar a la actual administración justo en medio de las indagaciones que se siguen en contra de ambas autoridades municipales por los millonarios gastos en viajes de “capacitación” realizados con fondos de la comuna.

 

Recordemos que según la investigación de la Contraloría General de la República, ambos concejales, Becerra y Cáceres, son de los que más han gastado en viajes para estas pretendidas capacitaciones, siendo los principales destinos ciudades de Perú, Brasil, Ecuador y Colombia.

 

Durante la administración del ex alcalde Ramón Galleguillos, los concejales gastaron poco más de 165 millones de pesos en viajes, la tercera comuna con el más alto uso de recursos públicos en uno de los municipios más pobres del país.

 

Si bien para muchos resultó al menos extraño que Galleguillos saliera convertido en millonario luego de su paso por el municipio, ahora resulta llamativo que los concejales Becerra y Cáceres intenten endosar los problemas administrativos a la nueva gestión que lleva menos de un año al frente del expoliado municipio tarapaqueño.

 

Esto porque en el caso de la concejala la indagación de la CGR sostiene que tiene gastos por 15 millones 324 mil 896 pesos en estos viajes.

 

Quien secundó a Becerra en la protesta por la suspensión del concejo del viernes último, el concejal Cáceres, en su primer periodo registró gastos por 50 millones de pesos con viajes a México, Ecuador, Brasil y Colombia, según la investigación periodística del programa Contacto de Canal 13 que causó revuelo entre la comunidad.

 

En efecto, el reportaje provocó el inicio de una investigación por parte del Ministerio Público que aún está en curso, según explicó en conversación con El Independiente el abogado Enzo Morales.

 

El jurista comentó que la Fiscalía al considerar que no se cumplían con los requisitos para hacer estos gastos, entre otros por los problemas de vulnerabilidad de la comuna, inició la indagación.

 

Morales subrayó que el organismo persecutor está en proceso de recabar evidencia de las empresas que ofrecen estos servicios, “ya que se trata de un entramado bien montado y complejo que ofrecen estas capacitaciones que terminan siendo viajes de turismo a lugares paradisiacos”.

 

Para el penalista todo apunta a un sistema de clientelismo en donde los alcaldes autorizaban el uso de recursos municipales para la compra de los viajes de los concejales y así coaptar el rol fiscalizador que les cabe de las labores de los jefes comunales.

 

En el caso de Alto Hospicio, Morales explicó que la autorización de los recursos la hizo el ex alcalde Ramón Galleguillos luego de un ofrecimiento del propio edil y después fue secundado por el concejo municipal donde cuatro de sus seis integrantes fueron los que utilizaron estos viajes, incluidos Jessica Becerra y René Cáceres. Los otros dos fueron los ex concejales Sergio Reyes (que registró siete viajes a Perú en un año), además de Orlando Garay del PPD quien obtuvo el no despreciable récord de 21 viajes en tres años.

 

Por eso para el jurista podría establecerse que hay una coautoría del delito de fraude al Fisco, además de otras agravantes que podrían elevar las eventuales condenas en contra de los involucrados en este caso.

 

Al respecto, Morales recordó el caso de un grupo de concejales de la ciudad de Curicó en la Región del Maule, que fueron condenados a penas remitidas por el mismo delito de fraude al Fisco por uso injustificado de recursos públicos para viajes de turismo bajo la apariencia de capacitaciones.

 

Y aunque el abogado detalló que las penas por estos delitos parten en los 540 días de presidio, aún se debe cuantificar la cifra de lo defraudado, además de determinar si el uso de los fondos municipales se hizo a sabiendas que se estaba afectando a la entidad pública que representan y sus recursos, todo lo cual podría incrementar la gravedad de las condenas.

 

Otro elemento que se debe considerar es la afirmación del Contralor General, Jaime Bermúdez, quien afirma que en el caso de autoridades incluyendo las municipales, no cabe que se les otorguen financiamientos para capacitaciones ya que se trata de personas que no son funcionarios públicos, por lo que también se debe investigar si se cometió en este caso una falta o directamente un delito.

 

EL INDEPENDIENTE

Compartir:

*

*

Arriba