EL HUNDIMIENTO DE MARCO

 

 

La empresa Astilleros MARCO ha cerrado su fábrica después de recalar desde Seattle en Iquique el año 1960. Con casi 500 personas afectadas, los ex trabajadores recién comienzan a descubrir una serie de irregularidades que comenzaron hace 10 años.

 

El Grupo MARCO nace en Seattle, Estados Unidos, con la fundación de Marine Construction & Design Company por parte de Peter Schmidt, quien adquirió un pequeño astillero en el Washington Ship Canal, iniciando operaciones oficialmente el 1° de enero de 1953. En 1960, MARCO inicia sus actividades con un Astillero en la ciudad de Iquique. Durante las primeras décadas de operación, el Astillero en Iquique construyó más de 100 barcos pesqueros, lo que representó más del 50% de la flota nacional, convirtiéndose en un actor fundamental en el desarrollo de la industria pesquera nacional. A lo largo de su historia, el Astillero desarrolló series emblemáticas de cerqueros (tipo de buque que pesca con cerco), destacando la primera de éstas conocida bajo el nombre de ‘Intrépido’ de 550 m3.

Con la incorporación de flota de mayor tamaño, MARCO construye en Iquique el dique N º II, de mayor capacidad de levante y con tecnología de punta, el que es trasladado en 1988 a Talcahuano, permitiendo el varado de buques de hasta 1000 toneladas. En 1994 MARCO adquiere un nuevo dique en reemplazo del N º I: el dique N º III, de 900 T de capacidad de levante. La empresa se destacó en la construcción de más de 234 embarcaciones y artefactos navales, entre los que se destacan los barcos orientados a la pesca pelágica, construcción de atuneros congeladores, y la transformación de naves en wellboats (para transporte de piscicultura).

 

QUIEBRA

“Desde el momento en que se notifique a Astilleros Marco Chilena Limitada de la Resolución de Liquidación Forzosa, la administración de la Sociedad es inmediatamente asumido por el Liquidador asignado, quien les informará de las medidas que adoptará en el corto plazo”. Este es un extracto que los ex trabajadores de la MARCO recibieron como documento de forma extra oficial. “Nos hemos enterado del no pago de nuestras cotizaciones una vez que se declaró la quiebra” señala Jorge Villarroel, presidente del Sindicato Nº3, “además las cartas del síndico no son reconocidas cuando vamos a solicitar documentación que necesitamos” recalcó.

  • ¿Cuándo se enteraron de lo que estaba sucediendo?

“El día 21 de junio la isapre CONSALUD solicitó la quiebra de la empresa. Ahí empieza el proceso de despidos desde el día 4 de julio y estamos esperando a los abogados para querellarnos contra el dueño de la empresa por apropiación indebida y los montos con que deben indemnizarnos”.

  • ¿Cuántos trabajadores han quedado cesantes?

“139 personas han quedado sin trabajo, sumándole a las familias estamos hablando de 500 personas aproximadamente las que están siendo afectadas. Todos los trabajadores, sin excepción fuimos despedidos. El síndico de quiebras nos desvinculó a todos.”

  • Además tienen problemas con el pago de sus imposiciones

“El no pago de imposiciones es un problema que se viene arrastrando más o menos hace 10 años. La empresa declaró que estaba pagando las imposiciones, y lo puede hacer porque así funciona la ley vigente del Estado de Chile y las empresas lo pueden hacer sin tener ningún problema y sin pagarlas”.

 

DEMANDA

Hans Schmidt, hijo del fundador de la empresa, es el actual representante legal de la empresa en cuestión. Contra él se interpuso una denuncia en la Fiscalía Regional por el delito de apropiación indebida. Este recurso legal fue presentado por la SEREMI del Trabajo y Previsión Social Karen Pérez. Esto porque el representante legal de MARCO  se apropió de 1.700 millones de pesos, dineros que debieron destinarse a pagar las imposiciones de los obreros desvinculados. Esto equivale a 10 años de retención de pagos previsionales. La Administradora de Fondos de Cesantía, AFP’s e Isapres ante las denuncias por no pago se remitían a decir que la denuncia la debían hacer los empleados. Según la SEREMI Karen Pérez esta suma podría aumentar ya que no están contabilizados los meses de abril, mayo y junio de este año. Además, a los empleados de MARCO chilena, no le han pagado los sueldos correspondientes al mes de junio, millones de pesos que se suman al no pago de sus cotizaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir:
Etiquetas

*

*

Arriba