EL MORRO: UN BARRIO QUE SE NIEGA A MORIR

 

 

 

Un grupo de personas pertenecientes a una Fundación Cultural, Junta de Vecinos y al club Unión Morro, se unieron para encabezar un comando de “Defensa del barrio El Morro” para luchar contra lo que denominan “asesinato patrimonial” por parte del negocio inmobiliario y para proteger la historia del lugar donde nació Iquique.

 

Nos reunimos con dos integrantes y representantes del grupo de Defensa del Barrio El Morro: Rodrigo Malagarriga, Presidente del Club Unión Morro y con Christián Bilbao, quien preside la Junta de Vecinos n°22 del barrio. Nos reciben en la sede del club ubicada en la calle Freddy Taberna n°97

  • ¿Por qué crear este comando de defensa?
  1. Malagarriga: “Esto nace de la necesidad por la intervención de las casas “patronales” del barrio, las casonas más grandes que estaban siendo desarmadas. Además supimos del interés de las inmobiliarias por este sector, ya que es un barrio totalmente integrado, parte del sector cívico de la ciudad, por eso las empresas constructoras tienen puesto sus ojos acá. El problema surge con la densidad poblacional del barrio, donde vivían 200 personas ahora viven 2.000. Y ahí el problema no es ni social ni patrimonial, sino que de salud, de higiene para la comunidad. Por eso nosotros sacamos la voz, y con la asesoría del arquitecto René Mancilla, estamos solicitando el nombramiento de “Zona Típica” al barrio El Morro”.

–  ¿Por qué en el 2017 se preocupan de este tema? ¿Por qué no se hizo cuando lo hicieron con calle Baquedano, por ejemplo?

R.M.: “Porque apuntamos a otra cuestión. Tú, ubicado en la ciudad, te das cuenta de inmediato la diferencia arquitectónica cuando entras al barrio El Morro. Casonas altas, de pino oregón, planas, rectas, con largos pasillos, y algunas con balcón. Cuando nos pusimos de acuerdo se llamó a una primera reunión a estas agrupaciones, con las que formamos este comando de defensa. Hace 2 o 3 años tomamos conciencia del problema y de mantener el patrimonio, que es la herencia que queremos dejar. Si no vamos directo a un “barricidio” o una extinción. Entonces es una necesidad urgente.

ZONA TÍPICA

“Los incendios en este barrio, al igual que los terremotos, han dejado grandes cicatrices.Necesitamos delimitar cuál es nuestro barrio patrimonial, para conservar las líneas arquitectónicas” sentencia Malagarriga. Y aclara: “Nosotros no estamos en desacuerdo con que no se construya. Algunas personas tienen ese mal entendido. Lo que planteamos es que si se construye en la “Zona Típica” sea con los principios estéticos que tienen las construcciones del barrio. Si quieren hacer un edificio, que sea de 5 pisos y no de 30. El hotel Bellavista tiene 5 pisos, el Centro Tecnológico Minero tiene 4 pisos, los de la Remodelación El Moro tienen 4 pisos. Ese es el promedio.

  • El único que escapa de ese promedio es el edificio “Urbano”.

R.M.: “Esa construcción fue la punta de lanza. Esa construcción fue ingresada solapadamente. Lamentablemente nadie se preocupó en ese momento por la construcción en altura del barrio. Esa fue una herida que empezó a sangrar cuando los alcantarillados de los alrededores comenzaron a reventar, a rebalsar, ya que el alcantarillado ya no era ocupado por 200 sino por 2000. Eso comenzó a traer problemas con los vecinos colindantes de Pedro Lagos, Grumete Bolados y Wilson. Luego en una actitud que puedo llamar de “terrorismo arquitectónico”, cuando comienza la demolición de la casona del General Buendía. Recordar que aquel General peruano participó en la Guerra del Pacífico, entonces ese lugar es histórico. También estaba el muelle del Morro al final de calle Thompson, donde desde ese lugar soldados peruanos dispararon al paso de la Esmeralda. Esos hechos históricos ocurrieron aquí. Este barrio es también el barrio fundador de la ciudad. Después se extiende hacia la Puntilla y El Colorado. En el terremoto y maremoto de 1863 estos lugares son arrasados”.

–        Si no me equivoco, en este lugar hubo asentamientos pre hispánicos…

R.M: “Este barrio también tiene historia precolombina con los asentamientos de los changos. Por ejemplo está el conocido “perol en las rocas” que se hace en la playa Bellavista. El concepto de “perol” viene de la vasija de greda, donde los Incas transportaban no sólo pescado o mariscos, también agua, maíz y muchas otras cosas. Entonces el término no es “perol en la roca” sino “perol de marisco. En este barrio estuvo la primera Intendencia, casona que se quemó (ahora sería en avenida Arturo Prat 838, donde están unos juegos y unos huertos)”.

  • ¿Cómo piensan dar esta lucha?

R.M: “Primero que todo las luchas se tienen que dar” enfatiza.

Edificio Urbano

 

 

 

 

 

CARNAVAL MORRINO

 

Malagarriga sigue escarbando en la historia de este barrio que delimita por las calles Aníbal Pinto por el Este, San Martín por el Norte y Zegers hacia el Sur. “Presentamos un proyecto FONDART. Lo ganamos y empezamos a recolectar antecedentes históricos. Fue un proceso silencioso en un momento que sabíamos que se iban a venir encima las inmobiliarias, por eso hicimos un trabajo silencioso de recopilación. Y reunimos información no sólo de lo que sabíamos, también encontramos otros hechos. En esta playa (Bellavista) hay dos naufragios, de un barco inglés y de uno alemán. Se buceó en la zona conocida como “Punta 2” por los surfistas y se encontró. Tenemos imágenes en donde se aprecia todo el casco. Estos hechos demuestran que tenemos historia. En Cancún tienen un par de estatuas bajo el mar y te dicen que es un museo. Y nosotros tenemos esto y no lo aprovechamos porque no tenemos el conocimiento. Pensamos que porque es viejo no sirve. Logramos también identificar 286 casas que pueden ser denominadas como “Patrimonio”. Se hizo un loteo, un mapa, y se ingresó toda la información”.

  • ¿Y qué sucede con el patrimonio inmaterial?

R.M.: “Nuestro principal patrimonio intangible actual es el “Carnaval Morrino”, actividad que el club realiza hace alrededor de 70 años. Eso es de la toda la gente y también lo queremos resguardar. La gente que compra o arrienda en el barrio muchas veces no se empapa de la cultura del barrio. Por ejemplo en Cavancha los vecinos reclaman por el bullicio,no pueden hacer su carnaval sino que cerca del estadio. Es decir fueron desplazados de su propio barrio, de la misma península. Eso es lo que no queremos, que muera nuestro barrio. Por eso nuestra consigna es ‘El Morro se niega a morir’.Y en esta tarea contamos con el apoyo del Colegio de Arquitectos, el Consejo de la Cultura, la municipalidad y otras entidades”.

“Nosotros no queremos que sea un barrio de cantinas, sino que se realce la cultura, que haya galerías, etc. Yo he estado en barrios de ese tipo y creo que podemos optar y lograr transformarnos en ese tipo de barrio. Y eso sería relevante a nivel nacional, pero primero necesitamos arreglar algunas fachadas, las veredas, agregar señal ética, etc.” nos señala.

 

EL PLAN DE LAS INMOBILIARIAS

Dentro de la investigación de El Independiente de Tarapacá, en la municipalidad de Iquique no todos reman para salvar el barrio. Es así que los dardos apuntan al Concejal de Renovación Nacional Domingo Campodónico, quien según vecinos del barrio El Morro “nos vino a pedir votos a todos acá en el barrio, diciendo que era de acá pero vive en el edificio Urbano, que construyó la inmobiliaria RadosGlasinovic, y el dueño es su pariente. Él quiere, al igual que esa inmobiliaria, llenar de edificios este lugar, defiende esa postura en el concejo municipal”, aseguran.

VOLANTE REPARTIDO EN EL BARRIO EL MORRO Y REDES SOCIALES

 

Christian Bilbao, presidente de la Junta de Vecinos n°22 de El Morro, nos explica que en el ámbito legal se presentó la postergación de los permisos de edificación. Eso tiene una duración de 3 meses y se presenta en el MINVU. Esa documentación la presenta el municipio. Una vez pasados los 3 meses se puede presentar una prórroga de un año. Todo ese tiempo pueden estar detenidos los trabajos de edificación en el barrio. “Esto obedece a un trabajo estratégico que ha hecho el concejal Matías Ramírez, con el fin de ganar tiempo para hacer la presentación en el Departamento de Arquitectura en Monumentos Nacionales en Santiago, y así se pueda declarar al Morro “Zona Típica”. Para que suceda hay que hacer lobby político, hablar con ciertas personas en Santiago, porque esto puede demorar entre dos meses hasta 5 años. Pensamos que con el apoyo del municipio, el Colegio de Arquitectos, entre otras instituciones, esto no debería tardar mucho” aclara.

 

La denominación de “Zona Típica” no viene a regular todo. Lo que regula la altura y las condiciones de las construcciones es el plano regulador. “La municipalidad está trabajando en eso, de hecho se creó una comisión de profesionales que están trabajando en un plano regulador. Y este plano debiese estar listo en 2 o 3 años.

La lucha que estamos dando los vecinos de este barrio ha servido como bandera para la defensa patrimonial de la ciudad entera. Por ejemplo, hay una casona en calle Latorre llegando a Lynch que es de la época del Perú, que en dictadura funcionó como centro de tortura. Entonces esas cosas van más allá, porque están no sólo en la historia local sino que también en la historia de Chile” nos dice Bilbao.

“Lo del patrimonio no tiene nada que ver con el tema del plano regulador. Porque se puede construir, se puede vender, se puede hacer negocios.La “Zona Típica” viene a fortalecer a las micro o grandes empresas que se instalen en el barrio. Lo que les viene a decir es que con el plano regulador establecido  por las autoridades es que se fija una altura, por ejemplo, de construcción que sea como la zona de la Remodelación (4 pisos). Si se llegara a fijar esa altura lo que viene después como “Zona Típica” es que se construya con esa altura y que el diseño arquitectónico sea acorde al estilo del barrio. Eso es lo único que se tiene que respetar en la “Zona Típica”. Lo otro es el resguardo de la zona patrimonial, que son como 6 propiedades. Y ojo que mucha gente no sabe eso, pero para declarar alguna propiedad como patrimonio debe hacerse con la venia del dueño. Todo esto es un trabajo a largo plazo”.

  • ¿Ustedes están al tanto de lo que hacen las inmobiliarias para tratar de construir?

C.B.:“Los asesinos patrimoniales, como los denominamos, al saber todo esto han comenzado a moverse en el barrio engañando a la gente, desinformándola para que vendan sus propiedades y ellos puedan construir. Y debido a eso, lo que me causa mayor dolor, es que los propios morrinos se pongan de acuerdo con las inmobiliarias. Entonces cuando hablamos de amor a este barrio, lo demuestra más la gente que no es del barrio. Tenemos a todas las juntas de vecino del casco antiguo apoyando este tema, como también de otras ciudades, hasta de otros países. Hay un mexicano que está bien involucrado y trabaja con el arquitecto que nos asesora. El alcalde Mauricio Soria acogió de muy buena manera este tema porque cree que potenciará también al turismo. Cuando llega un crucero ¿dónde lo llevan? A Baquedano, y se acaba Iquique, siendo que tenemos mucha historia. ¿Por qué no traerlos al Morro? Porque está todo sucio, con las veredas rotas, con narcotraficantes, o sea, con un montón de cosas negativas. La junta de vecinos que presido, junto con el club Unión Morro estamos trabajando en esto. Hemos logrado sacar un poco de esta “maleza”, pero lo que queda por hacer tiene que ver con los estamentos del Estado, pero sabemos que el Estado es burocrático y hay una demora enorme. Declarándose “Zona Típica” aceleraría la inyección de recursos” finaliza.

LA VOZ DE LA AUTORIDAD

El Concejal y Abogado Matías Ramírez,ha estado trabajando en conjunto con el comando de Defensa del Barrio El Morro, y nos cuenta que“Hay un trabajo que venimos haciendo con los vecinos ya desde febrero de este año, junto al Diputado Hugo Gutiérrez. Hemos llegado a un buen puerto junto a la Dirección de Obras Municipales, junto a Héctor Varela y a los arquitectos del municipio. Y hemos llegado a concretar un anhelo de los vecinos del barrio que es impedir los permisos de edificación”.

  • ¿Por qué es importante esta paralización en los permisos de edificación?

“Porque nos da tiempo para discutir sobre el nombramiento de “Zona Típica” con tranquilidad. Porque está el temor ante las inmobiliarias, porque una casa histórica ha sido destruida y otras pueden empezar a sucumbir. Creemos que paralizar los permisos de edificación por un año o año y medio permitirá a los vecinos presentar el expediente de ‘Zona Típica’ en Monumentos Nacionales, y también en este caso al gobierno comunal y en mi caso teniendo una participación muy activa para poder elaborar una ordenanza municipal que resguarde el patrimoniono sólo material, también el inmaterialdel Morro, es decirsu forma de vida, sus fiestas. Esa identidad necesitamos resguardar. Ya pronto el alcalde Mauricio Soria firmará este expediente que beneficiará a todo este hermoso barrio” recalcó el concejal.

 

EL INDEPENDIENTE

Fotografía: Tarapacá en el mundo

Compartir:
Etiquetas

*

*

Arriba