Los candidatos comunistas al Core: historias de lucha social y sindical

Son cuatro los candidatos a integrar el Consejo Regional de Tarapacá que se presentan en la papeleta del domingo 19 de noviembre en la lista del Partido Comunista. Irene Basatías, Bernardo Petersen, Esmeralda Contreras y Pedro Cisternas tienen una historia de trabajo social y político en la región y hoy son la alternativa para cambiar el rumbo de nuestra zona. Aquí sus historias y sus propuestas.

 

Pedro Cisternas: El eje fundamental es la educación.

 

Cuenta que estos meses de campaña han sido intensos, en la calle. Donde va a un banderazo o un puerta a puerta lo paran y lo identifican como el “Profe Pedro Cisternas”. “Me dicen ‘profe, cómo está, nos va a ir bien’, cosa que me tiene con mucha expectativa de lo que pueda pasar el 19 de noviembre. El eje está en la educación y cómo me reconoce la gente”.

 

Cisternas es además de candidato al Consejo Regional de Tarapacá por el Partido Comunista, presidente regional del Colegio de Profesores. Por eso sostiene que la comunidad lo reconoce, porque tiene trayectoria levantando las demandas de la gente.

 

“Cuando el partido presenta candidatos lo hace porque tenemos una trayectoria de lucha social. Y en mi caso, soy el presidente del Colegio Profesores y también de otras organizaciones sociales. Nosotros tenemos el siguiente concepto: nosotros no somos candidatos que nos hemos inventado. No me he invitado como candidato, porque he surgido de la lucha popular, he surgido de la lucha social. Por lo tanto cuando voy a la calle, cuando le digo a la gente ‘vote por nuestro proyecto, vote por este candidato que representa estas ideas’, estoy diciéndole ‘vote por alguien que usted conoce, conoce su trabajo, conoce su trayectoria’. Me han visto en las calles, me han visto en las poblaciones, me han visto en la lucha por la educación. Nosotros no somos candidatos que nos hayamos inventado de la noche a la mañana como quien inventa un producto del marketing con muchos letreros que nosotros vemos por ahí, que la gente no ubica, no conoce y que pretenden instalar a través de una cara, una figura que la gente no conoce porque aparece lejana a lo que la gente piensa y hace. Nosotros somos la antítesis, somos lo contrario a ellos”, sostiene Contreras.

 

En ese camino el docente también fue parte de los miles de chilenos que en 2011 salieron a las calles a exigir educación gratuita para todos además de otras demandas que finalmente fueron la génesis del programa del actual gobierno.

 

Sin embargo, reconoce que aún hay tareas pendientes. “Primero la defensa irrestricta de la educación como un derecho social y no como un bien de consumo como lo percibe la derecha. Eso ya representa un tremendo desafío y al servicio de eso están nuestras candidaturas, nuestras luchas. Si somos electos, en el caso mío, como miembro del Consejo Regional, evidentemente estaré allí defendiendo la educación pública y estaré impulsando las mejoras de la educación pública en Chile. Si no fuera así y en el hipotético caso que surja un gobierno de derecha, vamos a seguir luchando, vamos a seguir en las calles. Por eso digo que no somos candidatos que se van a ir a la casa después de las elecciones. Vamos a seguir luchando como ha sido nuestra conducta permanentemente. Y la lucha tendrá el sino, tendrá el sello de la defensa de los derechos alcanzados hasta ahora, es decir, para no retroceder. En el caso de que llegue al Consejo Regional, y también si no llego, en el caso de la dirigencia gremial como presidente del Colegio de Profesores, estaré luchando para no retroceder ni siquiera un milímetro en los derechos alcanzados hasta ahora”, precisa el dirigente de los maestros de Tarapacá.

 

De la campaña insiste en que ha sido la educación el eje principal. Por eso adelanta que de ser electo para integrar el Consejo Regional “espero estar presente en la comisión de Educación y Cultura y desde ahí materializar proyectos por 40 mil millones de pesos que es el presupuesto del FNDR para el próximo año e impulsar todos los proyectos sectoriales del gobierno a través del ministerio que puedan aportar a la educación, a mejorar los colegios públicos, a mejorar la implementación de los colegios públicos, a construir más gimnasios, más espacios deportivos al interior de los colegios, etcétera. Esa es una gran labor. Si hacemos sólo eso ya estaríamos haciendo algo grande por nuestros niños, por nuestros jóvenes y en el futuro por nuestra sociedad”.

 

 

Irene Bastías: Trabajar con la gente para un futuro mejor

 

Irene Bastías tiene 44 años y es madre de tres hijos. Hace 22 años vive en Alto Hospicio y su hogar lo consiguió, según sus palabras, “gracias a la lucha de las mujeres en las tomas de la comuna”.

 

Trabajó durante ocho años codo a codo con el diputado Hugo Gutiérrez como su secretaria y en 2009 fue su jefa de campaña a la elección parlamentaria.

 

“Una de las necesidades mayores de la comuna es la vivienda. Hay más de 5 mil familias viviendo en situación de toma. Es difícil vivir así. Lo digo porque viví casi cinco años en una toma de terrenos”, precisa la candidata por el Partido Comunista al Consejo Regional de Tarapacá.

 

“Con el alcalde Galleguillos hubo una situación de abandono total hacia la gente en toma. Para él no había que ayudar a la gente en toma porque eran ilegales. Ahí fue más precario. Incluso la gente andaba pidiendo agua”, recuerda la dirigenta.

 

Para IrenaBastías, la gente no vive en una toma porque quiere, sino “es donde está la posibilidad de tener un cuartucho donde encontrar cobijo, donde tengas un techo y cuatro paredes donde puedas vivir dignamente entendiendo que los sueldos son precarios y los sueldos no alcanzan. Por eso somos la segunda comuna más pobre a nivel nacional y la gente vive en tomas porque no hay opción de poder arrendar”.

 

“La gente vive con el miedo que los van a echar, que no saben dónde pisan, si es terreno fiscal o privado, siempre en la incertidumbre. Tenemos hasta plagas de sarna, incluso en toda la comuna. Los niños son los que sufren más”, puntualiza.

 

La dirigenta precisa que si bien las dificultades son muchas, se necesita trabajar con la misma gente para sacar adelante a Alto Hospicio y en general, a la región.

 

“Estamos viendo cómo hermosear plazas creadas desde el poblador, desde el dirigente, poder darles mejor calidad de vida a los niños desde sus propias familias. Porque justamente, para la institucionalidad es ilegal. Y al ser ilegal, no hay recursos para ellos”, precisa Bastías.

 

Entre sus propuestas figura asegurar los recursos que permitan la construcción de 6 mil viviendas aprobada por el actual Consejo Regional para paliar en parte el déficit de casas que se registra en la zona. A ello suma la necesidad de generar una política integral para enfrentar los focos de delincuencia, con espacios de tiempo libre y el desarrollo de políticas deportivas cuyo objetivo principal deben ser los jóvenes.

 

Otro problema que afecta especialmente a la gente de Alto Hospicio es la falta de empleos. Bastías retrata el problema con los coleros de las ferias libres en esa comuna. “Alto Hospicio es una comuna de feriantes y ambulantes. Es todo lo que tenemos de fuente laboral. Necesitamos proyectos regionales para que haya más trabajo en nuestra comuna, no solamente en ferias. Porque ahí es el pañito, si vende gana, si no vende no gana nada”.

 

También recuerda la falta de un hospital en la comuna y otros servicios que permitan mejorar las condiciones de vida de la gente.

 

 

Bernardo Petersen: Potenciar el turismo para generar más y mejores empleos.

 

Militante de las Juventudes Comunistas desde el 21 de junio de 1963 (fecha que recuerda con total claridad), Bernardo Petersen es un reconocido dirigente social y político iquiqueño.

 

Detenido después del golpe de Estado de 1973, junto a su hermano fue enviado al campo de prisioneros y exterminio de Pisagua. Ahí debió enfrentar momentos duros, como la despedida de “Juanito” Valencia como llama con afecto a quien hasta el 11 de septiembre oficiara como jefe provincial de la Empresa de Comercio Agrícola en Iquique y militante comunista como él. “Vimos cómo se llevaban a fusilar a varios compañeros. Fueron varios”, recuerda Petersen.

 

Después de salir en libertad, trabajó desde la clandestinidad como dirigente del PC en diferentes cargos, incluyendo el de secretario político “para reconstituir la democracia en Chile”.

 

Sobre el presente, Petersen apunta a los problemas que enfrentan los pobladores de la región, por ejemplo de la comuna de Alto Hospicio, la que es considerada una “comuna dormitorio” ya que “casi el 90 por ciento de los residentes y trabajadora de Alto Hospicio labora en Iquique”.

 

Por eso sostiene que un polo de desarrollo fundamental para la zona es el turismo, donde se debe dinamizar la inversión al tiempo de replicar las experiencias que están realizando regiones de Perú y Bolivia que tienen mucho que decir en esta materia.

 

Petersen indica que “tenemos un potencial de turismo. Y Perú y Bolivia nos están dando clases de cómo trabajar con el turismo, tenemos que aprender de ellos. Tenemos historia y cultura que podemos promocionar a los turistas. Y para recibirlos necesitamos tener la casa limpia, ordenada. Cuando traemos de viaje a las personas de la tercera edad, aquí tenemos las calles y las aceras intransitables. Hay muchas cosas que hacer”, lo que a su juicio permitiría absorber mano de obra que hoy debe oficiar en cualquier sector para su sobrevivencia.

 

El candidato sostiene que para avanzar con estas propuestas es necesario que la gente se comprometa y acuda a las urnas el próximo 19 de noviembre. Desde su perspectiva, el país está enfrentado a un desafío crucial y que es dejar que gane Sebastián Piñera y retroceder en los logros alcanzados durante el gobierno de Michelle Bachelet o, por el contrario avanzar en nuevos desafíos para Chile y en particular para la región.

 

“Hoy mucha gente ha criticado al gobierno de Michelle Bachelet, los medios de comunicación. Han dicho que es malo, malo. Pero para quien ha sido malo es para la derecha, para el empresariado, a ellos se les ha tocado sus cimientos. Por eso es necesario votar y más por nuestra propuesta, porque hemos sido los que hemos liderado estos avances. El Parlamento necesita de los comunistas; el Consejo Regional necesita de los comunistas”, puntualiza Petersen.

 

 

 

Esmeralda Contreras: Más y mejor trabajo.

 

En nuestro país y en nuestra región tenemos el desafío de compensar la vida laboral con la vida familiar. Así lo sostiene Esmeralda Contreras, reconocida dirigenta sindical de las trabajadoras de la Fundación Integra y de la Central Unitaria de Trabajadores en nuestra zona.

 

Con 14 años como dirigenta de las funcionarias de Integra, Contreras ha centrado su campaña en el debate directo con la gente a través de los sindicatos de trabajadores, encuentros en las poblaciones y en los puerta a puerta que se han realizado durante estas semanas donde ha dado a conocer sus ideas.

 

“Las motivaciones que me llevan a ser candidata a core es porque me lo pide mi partido y porque me siento preparada para enfrentar este desafío. Tengo una trayectoria sindical que me avala. Veo a diario la problemática que viven tanto las mujeres y los hombres de la región, las trabajadoras y los trabajadores que realizan su labor diaria para llevar el sustento a su familia. Pienso que siendo parte del core yo puedo aportar a mejorar la calidad de vida de las personas acá en la región, obviamente privilegiando los proyectos de educación, de salud, de vivienda, de deportes, es una forma de ayudar a las personas a que vivan mejor, que tengan una mejor calidad de vida. Es la experiencia que tengo por la labor que he desarrollado todos estos años como dirigenta sindical. Sé que en el Consejo Regional puedo aportar más” subraya la dirigenta en conversación con El Independiente.

 

Para Esmeralda Contreras, el tema del empleo y la calidad del trabajo que se entrega a la gente es un desafío que trasciende a la región. Pero las particularidades hacen también mirar sectores como la minería. En esa área “las mujeres tenemos muy poco cupos de trabajo, se nos dan pocas oportunidades, no así a los hombres obviamente. Sería bueno que se aumenten los cupos de trabajo para las mujeres en las mineras. Hay factores que impiden que esto sea así, el tema de la maternidad, el fuero maternal en la mujer. Lamentablemente en nuestra cultura en nuestra sociedad a la mujer siempre se le ha limitado a los quehaceres del hogar o a trabajos que son específicos de mujer.

 

Si bien destaca una disminución de las cifras de desempleo en las últimas estadísticas a raíz del incremento de las plazas de trabajo en construcción y servicios, afirma que se debe dar prioridad a la gente de la región cuando se trata de los empleos en las mineras que explotan los recursos de la zona.

 

“Tenemos las estadísticas que los que trabajan en las mineras acá en la región son gente que viene de afuera, son gente que viaja de Santiago, que viene de Calama, que viene de Antofagasta, que viene de Arica. Entonces, si vemos las estadísticas, los iquiqueños que trabajan en la minería, el porcentaje no es tan alto”.  A eso suma la necesidad de mejorar el sistema de turnos para compatibilizar la vida familiar con el trabajo. “Todavía nos falta mucho para cubrir todas las necesidades de la gente y no solamente hablamos de la cantidad de empleo que se pueda generar, sino también las condiciones en las que trabajan las personas. Porque podemos generar millones de puestos de trabajo, pero vamos a ver en qué condiciones, qué sueldos le ofrecemos a la gente, si tienen un sueldo digno que les alcanza para vivir bien con su grupo familiar”, indica Contreras.

 

De lograr la votación necesaria para integrar el Consejo Regional, Esmeralda Conteras destaca que su compromiso “es privilegiar los proyectos que vayan en beneficio directo de la comunidad, educación, salud, vivienda, cultura, deporte” para de esa forma mejorar la calidad de vida de la gente de Tarapacá.

 

Compartir:

*

*

Arriba