Verónica de Negri, madre de Rodrigo Rojas: “Hay que cambiar la Constitución de Pinochet”

La madre del joven fotógrafo asesinado en dictadura, Rodrigo Rojas de Negri, activista por los Derechos Humanos, estuvo en una serie de actividades en la región a propósito de la conmemoración del día nacional del Ejecutado Político. Recibió a El Independiente junto a un grupo de artistas locales para conversar sobre distintos tópicos, incluida la actualidad política y social de nuestro país.

Ud. en el seminario acontecido en la UNAP leyó un poema sobre su hijo Rodrigo ¿de dónde surge un poema para relatar el horror?

No fue por Rodrigo solamente, fue por todos. Por los ejecutados, los desaparecidos, los prisioneros, los allanados, por los exonerados, por la dictadura. Nace como un cansancio hacia personas que no tienen la más mínima idea de lo que se vive y lo que se vivió. Gente que define nuestras vidas y por la traición a quienes luchamos por terminar con la dictadura. La justicia en la medida de lo posible es una traición. La Concertación liberó a los criminales y los protegió, a tal punto, y eso sale en el poema, que claro que eso afectó finalmente a Rodrigo. Son 31 años que yo llevo luchando y todavía no obtengo justicia por Rodrigo. Estamos bien encaminados ahora, pero el esfuerzo ha sido bastante grande. Esencialmente es eso. Políticos, agrupaciones de Derechos Humanos a nivel internacional, todo el mundo nos usó, pero llegado el momento de hacer justicia nos olvidaron, todos profetaron del dolor de nosotros. Ni siquiera nos dieron el derecho a la reparación. Por eso estoy cansada en que me definan la vida. Porque no tienen ni el menor respeto por nosotros. También como los niños y niñas fueron desarraigados por el exilio, por ejemplo, por culpa de sus padres. Y ese también es un crimen cometido por la dictadura. Nosotros aceptamos que aquello sucediera porque seguimos ignorando a los hijos. Es un poco eso aquel poema.

Seminario en la UNAP junto al diputado Hugo Gutiérrez y al concejal Matías Ramírez.

 

Ud. dice algo muy cierto cuando se refiere a la traición de la Concertación y cómo las generaciones venideras se han visto paralizadas por el miedo.

El conversar con jóvenes y con la generación cercana a Rodrigo y darme cuenta que no lo quemaron a él, sino que quemaron a dos generaciones completas que quedaron paralizadas, porque esas fueron las mismas generaciones que enfrentaron a la dictadura. Entonces ese crimen cometido por la dictadura contra Rodrigo y Carmen Gloria (Quintana, quien también fue quemada viva por una patrulla pero sobreviviendo al ataque) fue contra todo el país porque esa generaciones siguen paralizadas. Yo he hablado con muchos jóvenes y sí, les estrujaron la vida. Como también se la truncaron a los niños el 11 de septiembre de 1973. Eso lo vi en mi hijo: lo feliz que fue en el gobierno de la UP. Y como su vida cambió en 180 grados con la dictadura. El hecho de no poder ir a clases con tranquilidad, porque no sabían en qué momento les iba a pasar algo a tus padres. El obligarte a cantar una canción nacional que tenía dos estrofas que no eran representativas de lo que se estaba viviendo. El hecho de no saber si tu madre volvería o no. En el caso de Rodrigo él quedó desarraigado mucho antes del desarraigo de su hermano y yo. Porque al detenerme a mi él quedó colgando en otro país.

 

¿Cómo cree Ud. que nos vamos despercudiendo del miedo que queda instalado por la dictadura? El miedo a hacer política, el miedo a salir a la calle a exigir justicia, por ejemplo.

Participando es la mejor manera. Porque cuando uno está hablando o está participando se va empoderando. Eso es lo que me ha mantenido todos estos años: el participar. El decir yo soy ciudadana, yo tengo derecho a elegir. Ahora, nada lo puedes hacer solo. Lo tenemos que hacer juntos y de la mejor manera. Entender que cada punto de vista vale. Yo soy militante comunista, pero no le voy a cerrar la puerta a aquellos jóvenes que no lo sean. Entender que es el amor el que construye y que el odio es el que destruye. Por ejemplo, cuando veo a los jóvenes que atacan a la presidenta a mí me duele mucho, no sólo por el hecho de ser mujer o militante, sino que es por no entender, cuando la acusan de traidora, de que requiere de mucha valentía estar al frente de un país que quedó tremendamente destruido con la dictadura y lo destruido que también lo dejó Piñera. Hacemos chistecitos sobre Piñera pero no hablamos del fondo, de cómo destruyó todo. Desde la dictadura destruyeron el Estado y paralizaron todo. Sale mucho más caro contratar una empresa externa a que lo haga el mismo Estado.

Cuando se pelea por la educación debemos estar todos, no sólo los estudiantes, porque es el futuro de la nación. Ese poema que leí en la UNAP es reflejo de todo esto. No entendemos lo que es ser chileno, lo que es el amor a la patria. La derecha habla de la patria, tiene toda una perorata moral y ética…pero qué moral van a tener ellos, corruptos hasta la cepa. Las leyes los favorecen a ellos. ¿Cuándo empezaron a cambiar las sentencias por violaciones de los DDHH? Cuando salimos a la calle y nos pusimos firmes. Porque debemos exigir, fiscalizar nosotros para que haya cambios y no siga la constitución de Pinochet. La prensa oficial calla todo eso porque es de Derecha. Y todos ellos definen nuestras vidas y no tienen idea porque viven en casitas de cristal. Le niegan al pueblo sus derechos y eso es por culpa de la constitución de Pinochet, la que hay que cambiar.

 

Entonces por el cambio de la Constitución pasaría gran parte de las mejoras del país…

 

Por ese cambio pasa todo. El miedo a los cambios es una forma de paralizar. Este país hay que rehacerlo, hacerlo de nuevo. Por eso el PC se suma a la Nueva Mayoría, porque había que hacer cambios, cambios estructurales. Por ejemplo ahora vamos a votar sin el binominal, y ahí podemos tener múltiples opiniones. El binominal le quitaba poder al pueblo, por eso entiendo a los jóvenes cuando dicen “son todos corruptos”, claro si eran elegidos con el binominal. Imagínate que nos metieron a Pinochet como senador vitalicio.

¿Cómo fue finalmente la muerte de Rodrigo? Entendemos que además de las quemaduras no obtuvo la atención adecuada.

A Rodrigo se le negó el tratamiento médico y murió totalmente infectado. De hecho Rodrigo tenía menos quemaduras que Carmen, pero cuando va entrando a la posta central a Rodrigo le colapsan un pulmón. Luego en el tema se mete la Vicaria, la Mónica Madariaga. Eso lo permitió “la justicia en la medida de lo posible”.

Los ex presos políticos luchamos por contar quien nos torturó para que se investigara. Y viene Lagos y lo sella por cincuenta años nuestros testimonios para proteger a los criminales. Fíjate que en esa comisión de prisión política y tortura aparecieron 126 centros de tortura que hoy nadie sabe que existen. ¿Por qué? Porque nuestros testimonios donde se nombran los lugares y sus condiciones fueron sellados. Y la excusa fue que una mujer le dijo que le daba vergüenza que sus hijos leyeran lo que le pasó cuando la torturaron, que la habían violado. Perdónenme, pero no te metas en nada si no estás dispuesta a jugártela. Además quien es una mujer contra el relato de miles.

 

Los civiles de la Derecha ¿qué culpa tienen en esto?

Además de ser cómplice de las muertes, la Derecha nos tomó nuestro lenguaje, nuestras formas de operar. Y nosotros, por desconocimiento político y cívico, dejamos que se rían de nosotros. Dejamos que nos avasallen. Y ahí de nuevo la necesidad de cambiar la constitución. Estuve haciendo un casa a casa en Alto Hospicio, espantada vi a gente pobrísima, y tenían carteles de Piñera y candidatos de su coalición. La gente se vende por nada, se perdió la dignidad. Fíjate que ya no hablamos de clase trabajadora, se dicen clase media porque tienen tarjeta de crédito o porque van al mall.

 

Verónica de Negri, Exponiendo

 

Verónica de Negri junto a dirigentes sociales y concejal Matias Ramirez

 

 

Compartir:
Etiquetas ,

Artículos relacionados

*

*

Arriba