ESPARCIMIENTO DE CENIZAS DE MADRE DE MICHEL NASH Y ENTREGA DE MEDALLAS A FAMILIARES DE VÍCTIMAS MARCAN ROMERIA A PISAGUA

 

En el marco del Día del Ejecutado Político, que se conmemora cada 30 de octubre, se llevaron a cabo tres ceremonias conmemorativas de derechos humanos, en la localidad de Pisagua, el pasado domingo 28.

Sin duda, se trata de actividades que poseen una carga muy emotiva, puesto que se enmarcan en el tema de la memoria y la defensa de los derechos humanos. No obstante, este año, el acto tenía una connotación especial ya que estaba marcado por el fallecimiento de las dos Anitas, dos mujeres que incansablemente lucharon por saber el paradero de sus seres queridos: Ana Sáez, madre del conscripto Michel Nash, que fue asesinado y hecho desaparecer por negarse a fusilar a prisioneros políticos durante los primeros días del Golpe del 11 de septiembre de 1973; y Ana González, fundadora de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, quién  el 29 de abril de 1976, perdió a su marido, Manuel Recabarren (50), a sus hijos Luis Emilio (24) y Manuel (22) y a su nuera, Nelva Mena (20) quien tenía 7 meses de embarazo al momento de su detención.

La jornada partió a las 7:00 horas, con doce buses que salieron desde las ciudades de Iquique, Alto Hospicio y Arica, y que trasladaron a medio millar de personas hasta la localidad de Pisagua, en dónde tendrían lugar las diversas actividades conmemorativas.

Acto Fosa de Pisagua

Hasta la localidad llegaron diversas autoridades regionales como, el Senador Jorge Soria, el Diputado Hugo Gutiérrez, los consejeros regionales, Pedro Cisternas, Lautaro Lobos; y el concejal por la comuna de Iquique, Matías Ramírez.

La ceremonia se llevó a cabo en la Fosa de Pisagua, a las 11:00 horas, y en un comienzo tuvo relación con el acto de esparcimiento de cenizas en la Bahía de Pisagua, de la madre de Michel Nash, Ana Sáez, quien falleció el 28 de julio del presente año. Para ello viajó desde Santiago, su hija Leila Nash, junto a dos de sus nietas, quienes desde un bote, y acompañadas del Diputado Gutiérrez, simbólicamente esparcieron los restos de Ana Sáez, en un lugar del océano en el que supuestamente podría haber sido arrojado el consecuente muchacho que se negó a empuñar las armas contra su propio pueblo.

Las personas que a esa hora copaban la fosa de Pisagua, se trasladaron hasta un sector del muelle, desde el cual se podía divisar como los restos de la madre, incansable luchadora por los derechos humanos, se iban esparciendo en la rada de Pisagua, buscando el infinito lugar en dónde podrían haber lanzado al hijo fusilado y desaparecido 45 años atrás. Este acto fue el amado consuelo que abrigó  en vida, Ana Sáez. Mujer que incansablemente bregó por la Justicia, e hizo lo imposible por saber del paradero de ese niño, conscripto, militante de la Juventudes Comunistas, que prefirió entregar su vida, antes que disparar en contra de sus compañeros. Paralelamente, la gente agolpada desde tierra  alzaba sus pañuelos, blancos, azules y rojos, simbolizando el pabellón patrio, junto a las enseñas del Partido Comunista y sus Juventudes.

Una vez terminado el esparcimiento de exequias, se retomó la actividad de la Fosa, se entonó el himno nacional para posteriormente dar paso a un número musical de laquitas.

Luego, se dio inicio a la ronda de saludos de las organizaciones presentes, la que partió con: Engracia Palominos, a nombre de la Agrupación de Familiares de Ejecutados de Pisagua e Iquique; Luis Astudillo, por el Partido Socialista; Delegación de Arica, compuesta por la Organización Mujeres de Luto y Derechos Humanos; Luis Caroca, por la Corporación de DDHH y Sitios de Memoria; Reynaldo Morales, Secretario General Juventudes Comunistas; un representante del Frente Amplio; la Delegación de Antofagasta; Juana Torres, presidenta de la Corporación de ex Presos Políticos de Pisagua;  y el Diputado, Hugo Gutiérrez.

Al respecto, Juana Torres, sostuvo que el acto fue “para recordar a los compañeros caídos y  para que nunca más se asesine a la gente que piense distinto y que haya un verdadero respeto por la vida de las personas”. Por otro lado, consultada por la significancia que tiene la fosa para el mundo de los derechos humanos, enfatizó “el acto se hace en la fosa porque fue donde encontraron a nuestros compañeros y los encontraron, los mismos compañeros ex presos políticos, las cadenas que hay alrededor de la fosa, fueron hechas también por ellos, en especial por Artemio Salinas y Víctor Troncoso. Los monolitos también fueron hechos por los ex presos políticos, es decir, acá la memoria nos pertenece a nosotros y no ha sido gratis, y no le debemos nada, ni a los gobiernos de la Concertación ni de la Nueva Mayoría”.

Al terminar la actividad, en tanto, se le hizo entrega de un obsequio de reconocimiento a Leila Nash.

 

Acto Entrega Medallas Luis Emilio Recabarren

A las 16:00 horas tuvo lugar la última actividad que tenía relación con la entrega de la Medalla Luis Emilio Recabarren a los familiares de cuatro víctimas de la represión durante la Dictadura cívico militar y que fueron militantes del Partido Comunista.

No obstante, antes de la entrega de las medallas Luis Emilio Recabarren, hizo uso de la palabra, el Diputado Gutiérrez, quien señaló: “Esta es un ceremonia llena de simbolismo donde una madre después de buscar por más de 45 años retorna al lugar donde eventualmente se encuentra su hijo fusilado, es un hecho triste desde el punto de vista humano y para el movimiento de derechos humanos que no fue capaz de enfrentar al poder estatal y lograr arrancarle la verdad sobre dónde está Michel Nash. No fuimos capaces de que las Fuerzas Armadas nos dijeran dónde están sus restos. Que la tenacidad, la fuerza, el coraje de Ana Sáez, también se traspase a su familia, a sus amigos, a sus compañeros y estamos acá justamente para afirmar ese compromiso con la verdad y con la justicia”.

Posteriormente el parlamentario por la región de Tarapacá hizo un llamado a seguir luchando por los derechos humanos, ya que es connatural a las personas que tienen una posición de izquierda,  “No bajemos la guardia a la demanda de Justicia, tampoco dejemos de crear una cultura por los derechos humanos, es lo que nos da identidad (…) Esa cultura pro derechos humanos tenemos que exigirla, no es fácil construirla, se requiere de una pedagogía especial”.

El Diputado, en tanto, se refirió a lo que se estaba sucediendo en estos momento en Brasil en donde se enfrentaban dos miradas, una del candidato demócrata y otra del conservador neo fascista, en donde hay mucho más en juego, es decir, la democracia, los derechos humanos, la memoria histórica y haciendo una mimesis con la realidad chilena puntualizó:

“No olviden que el año pasado, durante el gobierno de la Presidenta Bachelet, en esta misma fecha estaba plagado de banderas de la UDI todo el poblado de Pisagua, era el anuncio de lo que venía, todos tenemos la vista en Brasil, pero aquí nos pasó lo mismo. Cuando el pueblo le da la legitimidad democrática y electoral al gobierno de Piñera, ellos creyeron que podían reescribir la historia, cuando dicen que la violaciones de los derechos humanos se explican por un contexto quiere decir dos cosas; primero, reescribir la historia y señalar que los genocidas de Punta Peuco tuvieron un motivo para cometer los crímenes y por ende, merecen la libertad, y también quieren algo más, que es aniquilarnos nuestra moral”.

Por último, enfatizó, “cuando a uno le aniquilan la moral, porque saben que cuando uno se da por vencido, dicen fuimos los vencedores, les impusimos una constitución política, un modelo económico neoliberal y más encima nos ganan de manera democrática, hoy quieren vencernos moralmente, estamos preocupados de lo de Brasil y acá ya nos pasó y no nos dimos ni cuenta (…) Entonces que tenemos que hacer, nosotros tenemos que seguir exigiendo verdad, justicia, reparación y memoria histórica, ese en nuestro verdadero poder”.

Por su parte Leila Nash Sáez, hermana de Michel Nash, indicó con respecto al esparcimiento de cenizas en la bahía de la localidad, “quedé muy emocionada con la cantidad de gente que me acompañó en este acto de ir a dejar las cenizas a Pisagua (…) fue un acto hermoso, emotivo y profundo, considerando el valor que tuvo mi hermano con su gesto, y luego mi madre con la búsqueda de mi hermano, dejó una huella en la gente, entonces veo que todo eso se vio reflejado en quienes nos acompañaron”, dijo.

Asimismo, con respecto a la gran cantidad de personas que asistieron a Pisagua el pasado domingo, añadió “estos actos con esta masividad demuestran que la memoria está más viva que nunca, la verdad es que actuando con unidad y consecuencia se pueden lograr muchas más cosas que actuando separadamente”, puntualizó.

Finalmente, el acto culminó con la entrega de las medallas Luis Emilio Recabarren, por parte de Claudio De Negri, en representación del Comité Central, del Partido Comunista de Chile, a  los familiares de: Alberto Yáñez Carvajal, recibiendo la medalla su hermano Héctor; Luis Toro Cancino, recibiendo la presea su hermano Humberto; Juan Valencia Hinojosa, subiendo al podio su hijo Juan Valencia; y Nelson Marquez Agusto, recibiendo la medalla su viuda, Adela Brins Vargas.

 

 

Compartir:

*

*

Arriba